Protege tus labios

El frío se convierte en uno de sus grandes enemigos, por lo que la hidratación se vuelve fundamental

por hola.com

La piel de los labios es extremadamente frágil y, por ello, no es de extrañar que sea la primera en manifestar los efectos del frío. No poseen ni glándulas sebáceas (por eso suelen resecarse); ni melanina (razón por la que no se broncean), lo que los deja casi desprotegidos. ¿El resultado? Se cuartean y agrietan a la menor provocación, como puede ser su contacto con el aire del invierno.

La hidratación es, por lo tanto, un gesto obligado tanto de día como de noche, y no se debe olvidar nutrirlos. Son muchas las marcas que tienen entre sus productos bálsamos hidratantes específicos para los labios, cuyo objetivo es conservar la buena salud de sus labios ahora que son más vulnerables. Además, para eliminar los pellejitos que aparecen, nada como una suave exfoliación, que se puede conseguir haciendo algo tan sencillo como frotarlos con la toalla (el viejo truco del cepillo de dientes es a menudo demasiado agresivo). Después, y mientras estén agrietados, recurra a un bálsamo de efecto regenerador, como son los de Carmex o Nivea Balsam, para eliminar células muertas y aliviar la sensación de tirantez. Y en cuanto sienta que la piel de los labios vuelve a estar tersa, recurra a bálsamos emolientes, ricos en agentes grasos. Se trata de complementar la función barrera de la piel y darles una capa de protección extra, como si los vistiera con un abrigo.

Al maquillarlos, evite los lápices de labios muy mates o de larga duración, ya que estos tienden a resecar la boca. Es mejor optar por brillos o fórmulas cremosas que aporten hidratación y cuidado extra. Y la hidratación, además, puede convertirse en una buena aliada de su belleza: más allá de la implantación de materiales de relleno, la mejor forma de aumentar el volumen de los labios es mantenerlos siempre muy hidratados. Existen productos que contribuyen a lograrlo de forma eficaz, como Lip Sculptor de Helena Rubinstein, VoluMax de Phergal o Primordiale Levres de Lancôme.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie