Mimos para las uñas

Le damos algunos consejos para cuidar esta parte de nuestras manos

por hola.com

Detrás de ellas se esconde una curiosa paradoja: son capaces de pasar desapercibidas si se encuentran en perfecto estado, pero se convierten en el centro de atención si se descuidan. Por ello, pese a que son las grandes olvidadas, cada vez se les da más importancia, por considerarse una de nuestras etiquetas de presentación más evidentes.

Así, cada temporada van cobrando un mayor protagonismo y, al igual que el colorido de temporada en maquillaje se renueva, también lo hace para las uñas. La gama de opciones va desde los colores más atrevidos, en tonos grises intensos o fucsias muy mates, hasta los tonos más claros, con esmaltes pastel nacarados (rosa, blanco y marrón claro), una de las tendencias más de moda de esta temporada.

Además, no se llevan las uñas muy largas, como sucedió en otros tiempos pero, eso sí, deben estar impecables y muy bien cuidadas, y no sólo las de las mujeres, sino también las de los hombres (sólo hace falta pensar en David Beckham, que no ha dudado en pintarlas para acudir a diferentes actos). Al margen de adaptarse a los colores más de moda, es fundamental mantenerlas preciosas y sanas. Le damos las claves.

  • Corte siempre las uñas dándoles una forma cuadrada o almendrada para evitar que, al crecer, se claven en las yemas y se acaben enquistando, dando lugar al fenómeno de "uñas encarnadas", que puede llegar a crear importantes molestias e incluso infecciones.
  • El mejor instrumento para domarlas es la lima de cartón, más suave que las de metal y más precisa que las tijeras.
  • En caso de molestias extremas, los podólogos y los expertos en belleza aplican unas ligeras cuñas bajo las uñas que impiden que, al crecer, estas se claven en la piel.
  • Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie