El cambio de su figura

por hola.com

A lo largo de estos intensos meses de su vida, desde que contrajo matrimonio en agosto de 2001 con el heredero al trono noruego, son muchas las cosas que han cambiado en la vida de Mette-Marit. Ha variado su estilo, sus peinados, su forma de vestir, e incluso su figura. Las primeras imágenes de la princesa de cuento mostraban a una joven muy delgada, de facciones muy marcadas.

Ahora luce alguna talla más y su figura ha variado tal vez debido al inevitable cambio de hábitos en su vida. Desde que ha estabilizado su vida junto al heredero al trono noruego, la joven parece más relajada, más centrada, y todo ello puede haber influido. Pero, sobre todo, ese nuevo look puede estar marcado por otro factor determinante: Mette-Marit ha dejado de fumar.

Ese es, tal vez, el motivo por el que en sus últimas apariciones públicas, la princesa noruega ha aparecido luciendo algún kilo de más, que se le nota, sobre todo, en las facciones de su cara. Ante su evidente cambio de imagen, algunos medios se han apresurado a especular sobre un posible embarazo de la princesa. Por ahora, no hay ningún tipo de confirmación oficial al respecto.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie