Gafas de sol: imprescincibles en verano

No son sólo un accesorio de moda y deben elegirse a conciencia para garantizar la seguridad de nuestros ojos

por hola.com

Son un accesorio de moda que determina y completa el look. Pero tanto toque "fashion" no debe hacernos olvidar su función principal, que es salvaguardar los delicadísimos ojos, responsables del sentido de la visión. Por eso, es importante hacer una inversión y no dejarse llevar sólo por las modas de cada verano. Así, evite las de plástico, compre siempre gafas homologadas y elija de manera correcta el color de los cristales de protección solar. A la hora de hacerlo, hay que tener en cuenta su color, que determina no sólo su estética, sino también su funcionalidad.

Los cristales amarillos, tan de moda en los últimos tiempos, pueden ser muy divertidos, pero no se recomiendan para protegerse del sol.

El rosa es un color muy romántico, pero tampoco apropiado para resguardarse del sol. Estas lentes no absorben más que una pequeña parte de la radiación ultravioleta, por lo que pueden ser adecuadas para días poco luminosos o interiores, pero realmente no protegen la retina.

El gris es el tono más fiel a la luz real y el que menos distorsiona los colores, por lo que se recomienda para quienes tengan que percibirlos con claridad.

El verde es perfecto para ambientes con mucha luz y entornos muy soleados, como pueden ser el mar o la alta montaña. Este tipo de cristales es el más recomendado para hipermétropes.

El marrón filtra las radiaciones azules, y potencia el contraste cromático. Se recomiendan para las personas miopes, los afectados de cataratas y los operados de cirugía refractiva, y además tienen un efecto relajante.

Conozca todas las tendencias en gafas de sol gafas hombre 2002 y especial gafas 2002.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie