Belleza 'gourmet': caviar contra las arrugas

Es uno de los ingredientes más selectos y exclusivos de la cosmética

por hola.com

Hasta hace poco, parecía que la mejor forma posible de sacarle partido al caviar era a cucharadas, y a ser posible acompañado por unos blinis y vodka helado. Ahora, son cada vez más quienes se lo imaginan en el fondo de un tarro de crema, destinado no al paladar, sino a luchar contra las arrugas.

El caviar se ha convertido en uno de los ingredientes más selectos y exclusivos de la cosmética. Y es que si tomarse una tapita de huevas de esturión no está al alcance de todos los bolsillos, gozar de sus beneficios cutáneos también deja su huella en la cuenta corriente.

El secreto cosmético del caviar viene dado por su altísimo contenido en aminoácidos esenciales, péptidos estructurantes, proteínas, ácidos grasos esenciales, oligoelementos y el riquísimo yodo, de gran poder reparador y regenerante. Por eso suele utilizarse en productos para piel madura, que necesita nutrición intensa para devolverle todos los elementos que va perdiendo con el paso de los años. Lógicamente, se usa el extracto refinado del caviar, ya que por mucho que gusten las deliciosas huevas, a nadie le apetece extenderse por el rostro una loción con olor a pescado.

Sus cualidades comenzaron a adquirir fama mundial a través de la marca suiza La Prairie y su ya mítica línea al Caviar, lanzada en 1987. Dentro de esta gama, que no ha dejado de crecer en todo el mundo, destaca su Skin Caviar, un original concentrado que se presenta en forma de diminutos huevos perlados y que se aplica "estallando" esas cápsulas para que así liberen su concentrado en el mismo momento de la aplicación y preservar toda su eficacia. Dentro de esa misma línea de exclusividad se encuentra la marca francesa Ingrid Millet, cuya gama Caviarissime aprovecha igualmente al máximo toda la riqueza de este elemento, escogiendo para ello caviar iraní, conocido por su pureza y por proceder de agua mucho más limpia que la rusa.

Esta misma política de pureza, además de su origen persa, ha movido a la esteticista Massumeh Massi a elegir este tipo de caviar para elaborar su línea de cuidado facial al caviar. "Elegimos el caviar del sur del Mar Caspio porque ésta es una zona totalmente libre de industria, por lo que no hay contaminación y el producto resulta especialmente puro. Y es que éste es un activo rico en numerosos oligoelementos y ácidos grasos esenciales que se encuentran presentes en la piel de forma natural, pero en una mayor concentración, por lo que son capaces de proporcionarle justo aquellos elementos que necesita, compensando así sus posibles carencias", explica. Mujeres como Isabel Preysler, Penélope Cruz y Lola Herrera confían en sus manos y en sus productos.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie