dakota-johnson

Dakota Johnson deslumbra en Nueva York con la fórmula mágica que nunca le falla

La actriz sabe lo que le sienta bien y ha encontrado su combo de maquillaje y peinado perfecto

por Mariana Chacón

Las chicas de moda como Olivia Rodrigo o Maddie Ziegler no tienen miedo de experimentar con su imagen: no salen de casa sin fijar sus cejas con la técnica feather brows que les dan la forma de una pluma e integran los eyeliners gráficos en sus looks de fiesta. En el otro lado de la balanza está Dakota Johnson, quien deja claro que ya ha encontrado la fórmula de belleza que mejor le sienta y así lo demuestra en cada una de sus apariciones en la alfombra roja. La última prueba de lo mucho que le favorece esta fórmula infalible ha sido la première de su última película, The Lost Daughter, en la que vuelve a confiar en el maquillaje que repite desde hace varias temporadas en sus actos públicos combinado con el peinado más fácil: lleva su supermelena suelta con un flequillo desfilado justo por encima de las cejas. 

VER GALERÍA

-Por qué Maddie Ziegler es la chica de moda y nos encanta

El flequillo ganador

Se acaba de celebrar el Nueva York el estreno de la última película de Dakota Johnson, The Lost Daughter, y la actriz ha acudido al evento con un corsé palabra de honor con detalles de encaje y su look de belleza de cabecera: un maquillaje suave con los pómulos marcados y su larga melena suelta y enmarcada por el flequillo que lleva desde hace años. En concreto, el suyo se llama full fringe y los expertos señalan a las candidatas perfectas para llevarlo: "Es aconsejable para mujeres con la frente muy ancha porque les suaviza la cara. En cambio, lo desaconsejamos para los rostros con pómulos o mandíbulas muy marcadas porque puede dar apariencia de cara muy cuadriculada y demasiado angulosa", advierten los especialistas del salón madrileño Maison Eduardo Sánchez. 

VER GALERÍA

-¿Blanca Suárez o Ana Fernández? Las chicas del cable y sus recogidos de invitada perfectos

El labial con efecto volumen

Durante su paso por el Festival de Venecia para presentar la misma película que acaba de estrenarse e Nueva York, la actriz posó con un vestido joya con escote en "V" y armado con hombreras y el mismo look de belleza que nunca le falla. Y es que, a pesar de que maquillarse los labios de rojo es un gesto que se perdió durante la cuarentena pero que cada día recupera más adeptas, Dakota continúa fiel a los nudes. Entre las razones por las que los tonos naturales que elige la hija de Melanie Griffith resultan tan favorecedores destacan la de conseguir la ilusión óptica de una boca más gruesa o un menor número de retoques para que luzcan perfectos en contraposición a los más intensos como el carmín o el granate. 

VER GALERÍA

-El fenómeno del maquillaje de los Billboard Latinos que agranda la mirada

Pómulos marcados

En este otro evento en el Festival de Venecia, Johnson repitió su fórmula beauty de cabecera en la que nunca se olvida de elevar y redondear los pómulos mediante el toque de colorete que aplica en las manzanas de sus mejillas con un movimiento ascendente hacia las sienes. Y es que, mientras que hace un par de años era el contouring la técnica que triunfaba en el mundo entero por su poder para estilizar los rasgos, el blushing le toma el relevo con su aire de frescura y naturalidad. Por último, la estrella enmarca la mirada en tonos tierra, una gama de colores conocida por resultar universalmente favorecedora. Y como gesto distintivo, siempre aplica máscara de pestañas tanto en las superiores como en las inferiores para conseguir un "efecto apertura total".  

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie