Lorena Gómez

Entrevistamos a Lorena Gómez: 'Hoy me miro al espejo y sonrío, me siento más segura que nunca'

Hablamos con la cantante de recuperación postparto, amor propio, dietas, entrenamiento... y todas las lecciones que ha aprendido tras ser mamá

por Cristina Álvarez

Lorena Gómez acaba de celebrar el primer cumpleaños de su hijo, y lo cierto es que el balance que hace de todos estos meses no puede ser mejor. A pesar de que dio a luz en plena pandemia y que tuvo que enfrentarse a algunos miedos e incertidumbres por la situación tan crítica en la que nos encontrábamos, lo cierto es que la cantante siempre supo ver el lado positivo y, para ella, lo más importante es que pudo hacer realidad su sueño de ser mamá. La intérprete de Vulnerable a ti o Indomable ha estado disfrutando al máximo de su pequeño René, pero también ha retomado algunas de sus rutinas. Ha hecho más deporte, ha aprendido a comer mejor y, sobre todo, se ha dado cuenta de que no necesita la aprobación de nadie para ser feliz y sentirse segura de sí misma. Hemos hablado con ella de su recuperación postparto, de amor propio, dietas, entrenamiento... y también ha aprovechado para mandar un mensaje a otras mamás.

VER GALERÍA

- Lorena Gómez posa en bikini y manda un bonito mensaje

- Has publicado esta foto en bikini que ha dejado a tus fans sin palabras, ¿te ha costado mucho recuperarte después del embarazo?
Nunca llegué a obsesionarme. Bajé de peso muy poco a poco, sin prisa y dejando que mi metabolismo actuara libremente. Hubo una época que me estanqué y tuve que darle al cuerpo un poco de choque. Para ello, me puse en las manos de especialistas y durante un mes hice el 'reto Pronokal'. Me fue genial para despertar un poquito al metabolismo. Después de ello, continué comiendo sano y haciendo deporte. ¡Ah! También hidratándome mucho. Obligándome a ello porque no me gusta nada tomar agua y es una de las cosas más importantes para mantenernos en forma.

- ¿Qué crees que es lo que más ha influido?
Dieta saludable, ejercicio y beber mucha agua. También el ritmo de trabajo, los nervios y tener un bebé gateando todo el día (risas).

- A los pocos días de dar a luz publicaste una foto de tu cuerpo sin filtros y dijiste: "Ya no es cuestión de conseguir mejor cuerpo en tiempo récord o volver al cuerpo que tenías antes. Es cuestión de recuperarte, de sanar tu mente y liberarla, de calmar ese baile de hormonas". ¿Cómo has gestionado todo eso?
Al principio es duro, y más cuando eres madre primeriza. Me volví un poco loquita al principio (risas). Tenía muchos miedos, quería hacerlo todo bien y me exigía demasiado. Hoy miro hacia atrás y me siento muy orgullosa de todo lo que he aprendido y de la madre en la que me he convertido. Cuando eres madre tus prioridades cambian tanto, y también maduras tan rápido...

- ¿Te obsesionaba la pérdida de peso?
No me obsesionaba, pero sí me exigía un poquito. Hasta que me relajé y comprendí que todo en la vida tiene su proceso y que no podemos ir en contra de la naturaleza. Siempre he sido una persona que, por mi trabajo, me ha gustado cuidarme. Al final, el hecho de subirme a un escenario durante más de dos horas durante los conciertos ha hecho que en mi día a día día me exija un poco más. Hay que estar sana y saludable pero, sobre todo, sentirse bien con una misma.

VER GALERÍA

- Lorena Gómez y su experiencia con los hipopresivos: 'Son los ejercicios más duros'

- Después de tener a tu bebé y pasar la cuarentena, ¿qué objetivos te marcaste?
Parece una tontería pero beber mucha más agua. Siempre me ha costado muchísimo y me sigue costando. ¡He llegado hasta ponerme alarma en el móvil cada hora para recordar que debía hidratarme! Otro de mis objetivos: dedicar más tiempo a seguir formándome a nivel musical. Comencé clases de canto y piano. Hay que prepararse para todo lo que viene: nuevo disco, conciertos...

- ¿Dirías que es importante ponerse en manos de profesionales?
Cuando te falta voluntad, totalmente sí. En mi caso, fue lo mejor que hice.

- ¿Has cambiado la alimentación?
Sigo comiendo más o menos lo mismo. Eliminé en la medida de lo posible todo lo procesado y los azúcares . Aunque de vez en cuando me doy un pequeño homenaje. ¡Hay que vivir!

- ¿Te permites tus caprichos de vez en cuando?
¡Por supuesto!

- En cuanto al deporte, ¿qué rutinas estás haciendo?
Estoy entrenando con Iñaky García cuerpo entero y con Raquel López de MAMIfit todo el tema de suelo pélvico e hipopresivos. ¡Juntos me han cambiado la vida!

- ¿Hay algunos ejercicios que te gusten más que otros?
Me gusta mucho HIIT (entrenamiento de intervalos de alta intensidad) y GAP (principalmente trabaja glúteos, abdominales y piernas). Ahora hago bastantes ejercicios de fuerza y es cuando más he visto el cambio en mi cuerpo.

VER GALERÍA

- Lorena Gómez juega al despiste con su último cambio de look

- ¿Qué les dirías a todas esas madres que no se ven bien en su cuerpo postparto?
Que somos increíbles. Cada madre, cada embarazo, cada parto y cada cuerpo es distinto. Que no se obsesionen, que hagan las cosas para sentirse bien y no solo para gustar al mundo. Que se miren al espejo y se sientan orgullosas de haber dado vida, de haber traído una personita al mundo. Todo en esta vida con constancia y ganas se consigue. ¡Podemos!

- En tu caso, ¿cómo te motivaste para recuperar tu figura?
Mi trabajo hace que siempre esté alerta y me mantenga en forma. Soy partidaria de que cuando el problema viene de dentro hacia fuera hay que buscar ayuda. Hace casi dos años comencé a hablar con una psicoterapeuta. Me cambió la vida, ¡gracias Carmen! Hoy me miro al espejo y sonrío. Intento hablarme bonito e intento evadir pensamientos negativos.

- ¿Por qué nos cuesta tanto querernos tal y como somos?
Hay que estar muy fuerte mentalmente, y más dedicándote a mundo de la música. Por suerte vivo de mi voz, no de mi cuerpo. Y quizá eso hace que esté más relajada y no me exija como en otras profesiones.

- Para terminar, ¿qué balance haces de tu primer año como mamá?
Como he dicho antes, me siento orgullosa. Me siento más segura que nunca. He aprendido a pasos agigantados de él y con él. Espero y deseo que el día de mañana mi hijo sea feliz y crezca libre, sin miedos e inseguridades. Para ello, estoy trabajando en mí y buscando mi mejor versión.

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie