kim-kardashian-michelle-obama

Kim Kardashian y Michelle Obama escondían el mismo secreto de belleza

Existe un rasgo facial que lo cambia todo y son varias las ‘celebrities’ que confían en la misma persona para diseñarlo

por hola.com

Podría decirse que Cara Delevingne fue la razón por la que las cejas se convirtieron en protagonistas absolutas de los looks de belleza. Y mientras las suyas eran tupidas y salvajes, con el paso de los años la tendencia ha evolucionado hasta llegar a la moda actual: densas pero bien definidas. Si hubiera que elegir a alguien para que hable de la importancia de este rasgo facial, esa tendría que ser Anastasia Soare, la experta en la que confían Kim Kardashian, Michelle Obama y muchas otras celebrities que han descubierto el poder que tienen las cejas para embellecer el rostro. Recientemente, Soare ha hablado con un conocido medio para revelar los secretos que esconde su técnica.

“Cuando fui a la Escuela de Arte en Rumanía, aprendimos la teoría de la Proporción Áurea, que nos enseñaba que cuando dibujas un retrato y quieres mostrar una emoción concreta, modificas las cejas”, explica Anastasia a People. Así es como la experta se dio cuenta de la importancia que posee este rasgo y por qué decidió estudiar a fondo la manera de adaptar la forma de las cejas a las diferentes estructuras faciales. A raíz de su investigación surgió la técnica que utiliza en Michelle Obama, las hermanas Kardashian o Naomi Campbell.

“La ceja debe comenzar a la altura de la mitad del agujero de la nariz. El final de la ceja debe coincidir en una línea que una la aleta de la nariz con la esquina exterior del ojo. El centro del iris debe estar a la altura del punto más alto de las cejas. Y esa es la regla general, no importa la forma que tenga tu cara ni lo grandes o pequeños que sean tus ojos”. Con estas indicaciones es como la fundadora de Anastasia Beverly Hills,  (su centro de belleza y nombre de la marca de diseño de cejas más reconocida del mundo), transforma el look de alguien tan exigente con su físico como Kim Kardashian.

Aunque conoce a Kim desde hace muchos años, explica que no comenzó a hacerle las cejas hasta mucho después. “Me decía, ‘No, solo yo me hago las cejas’. Si miras fotos antiguas, verás que las tenía más intensas y cuadradas”. Sin embargo, acabó visitando su salón: “No podía creérselo. Lo que ha cambiado mucho su look son sus cejas. Ahora son más limpias, ligeras y embellecen todos sus rasgos”. En cuanto a la ex primera dama, “la convencí para que dejara que sus cejas crecieran un poco más gruesas así que ahora son más densas”. Un nuevo look con el que Obama ha conseguido, por medio de un pequeño cambio, potenciar su imagen de mujer poderosa e inteligente. Y es que, aunque no se le diera demasiada importancia a este rasgo en el pasado, los hechos demuestran que tiene el poder de transformar el rostro por completo.  

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie