dakota-johnson-vanity

Con esta clave de 'fitness', Dakota Johnson tonificó su cuerpo sin ganar volumen

La entrenadora de Halle Berry o la hija de Melanie Griffith, entre otras, sigue una regla que moldea sin desarrollar los músculos en exceso

por Mariana Chacón

Dakota Johnson, Jessica Alba, Amanda Seyfried, Anne Hathaway, Halle Berry... muchas son los conocidísimos rostros (y cuerpos) de Hollywood que han confiado en Ramona Braganza para esculpir sus anatomías por exigencias del guión -en el caso de la hija de Melanie Griffith-; o recuperar sus medidas después del embarazo, como ocurrió con la protagonista de Avatar; o bien tonificar los abdominales para volver a lucir la deseada ‘tableta de chocolate’ abdominal como ocurrió con Halle Berry. Sea cuál sea la celebrity con la que trabaje, la entrenadora combina en su método de ejercicios diferentes disciplinas de fitness con las que, además de mantener la motivación siempre activa, evita que los músculos se desarrollen más de lo debido, petición que le trasladó la protagonista de la saga ‘Cincuenta sombras’ antes de comenzar a trabajar con ella como recoge E!News.

Cuando el objetivo consiste en tonificar en lugar de ganar volumen, Ramona evita que su conocida clientela realice la misma actividad todos los días, la variedad es su secreto para esculpir los cuerpos de las celebrities sin que los músculos parezcan hinchados. "Dakota llegó bastante delgada, así que lo que quería era tonificar, hicimos muchos bailes de estiramiento con música, después hacíamos un circuito con trabajo de piernas”. Y en esos días en los que no realizaba este completo entrenamiento, pasaba al menos 20 minutos haciendo ejercicios cardiovasculares o Hot Yoga.

En cuanto a Halle Berry, la combinación de ejercicios que Braganza ideó para tonificar el cuerpo de la actriz tras sus embarazos combinaba senderismo, caminatas por la playa, kickboxing, yoga, además de rutinas funcionales en las que las sentadillas, las planchas y los saltos se mezclaban con sesiones cardiovasculares para quemar calorías. Como la propia entrenadora explicó a Parents: “Empezamos con un enfoque muy convencional, un poco de cardio y estiramientos cinco días por semana. Después de una semana lo cambiamos. Nadie quiere practicar la misma rutina todo el tiempo”.

Por último, la madre de tres Zoe Saldana, basó su recuperación en el Pilates y en el baile o el boxeo ya que a la estadounidense no le gusta subirse la cinta de correr. Por ello, apostar por entrenamientos coreografiados convierte el deporte en algo divertido. Otro ejemplo del método de Ramona Braganza, combinar muchas disciplinas que mantengan la motivación y eviten ganar centímetros de músculo al mismo tiempo.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie