Correctores: el arma perfecta para un maquillaje de 10

No te pierdas nuestros consejos para dar en el clavo a la hora de comprar tu corrector

por Pilar Hernán

Son un básico indispensable en cualquier neceser de maquillaje. Los correctores siempre nos ayudan a disimular esos pequeños defectos que se presentan en forma de ojeras, manchas o rojeces. Pero, ¿cuál es el que mejor te va? ¿Sabes cómo sacarles partido? ¿Cuáles son las claves para aplicarlos? Para solucionar tus dudas, nada mejor que el consejo de un experto, como es Ariana Suárez, maquilladora oficial para España de By Terry, quien nos ha dado las claves para sacar partido a este producto.

VER GALERÍA

Rojeces, manchas de pigmentación, ojeras... ¿qué tipo de corrector nos va bien en función del problema con el que queramos acabar?
Para las rojeces, un corrector beis, con textura más cubriente y apariencia mate.

Para las ojeras que tiran a moradas o azuladas es mejor un corrector beis, mientras que si la ojera es marrón, deberíamos utilizar un corrector más rosado.
Las manchas deberíamos corregirlas con uno que sea un poco más claro que el tono de la piel, que sea cubriente.

¿Nos podrías dar un truco para sacar partido al corrector y elegir el tono y la textura que nos va mejor?
Aplicar muy poquita cantidad y a pequeños toques. Después, difuminar hacia el exterior.

Iluminador y corrector: ¿son lo mismo?
No son lo mismo. El iluminador tiene menos cobertura, da más luminosidad y sirve para dar formas y volúmenes al rostro. El corrector da menos luz, sirve para cubrir.

En el caso concreto de las ojeras, ¿cuál es la mejor forma de disimularlas?
Aplica el corrector en todo el contorno del ojo, no solo en la zona de la ojera. Después, puedes poner una pequeña cantidad de polvo sueltos y a continuación la sombra de ojos. No olvides incidir en la zona del lagrimal.

VER GALERÍA

Lo utilizamos para camuflar ojeras, granitos, manchas e imperfecciones de la piel, pero los resultados no son siempre los que desearíamos, ¿cuál es el paso a paso de su aplicación?
Aplicar primero una pequeña cantidad de corrector en la zona, con pequeños toques y difuminando hacia el exterior. Después aplicar la base y si no es suficiente, que no suele serlo, volver a aplicar el corrector de igual manera: a pequeños toques y difuminando al exterior.

Hace unos meses saltó a la fama un vídeo de una joven que corregía el tono de sus ojeras con un labial rojo... ¿es posible conseguirlo?
Puede que funcione, aunque yo soy partidaria de utilizar productos específicos. Además, el labial no está testado oftalmológicamente y los correctores, sí. Yo creo que lo mejor es recurrir a los correctores.

Ya tienes todas las claves para sacar partido a tu corrector, un arma indispensable también para muchas famosas, como explicaba recientemente la modelo Cindy Crawford: “Uso Touch Expert Advanced de By Terry bajo los ojos y en torno a la nariz, y después trazo una línea recta en el centro del rostro y lo fundo con una esponja. Es un truco que aprendí: ese pequeño trazo de iluminador en el centro de la nariz, que aplico en vez de realizar contouring”.

Terry de Gunzburg, que ahora tiene su propia marcha, pero que hace más de veinte años, siendo creadora del maquillaje de Yves Saint Laurent, creó el mítico Touche Eclat, nos da un truco extra: “Me gusta usarlo en el contorno de los labios para reajustar los contrastes y redefinir la boca”.

Aquí tienes una pequeña selección que puede echarte una mano a la hora de elegir. Si quieres más detalles, pulsa en la imagen inferior.

VER GALERÍA

1. Kiko 2. Elizabeth Arden. 3. Shiseido. 4. Dior. 5. L'Oréal. 6. NARS 7. By Terry. 8. MAC

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie