¿Cómo influye la dieta en la salud de nuestro pelo?

Determinados nutrientes le vienen bien a nuestro cabello en esta época especialmente complicada

por hola.com

Otoño=caída del cabello. Esta equivalencia es un auténtico quebradero de cabeza para muchas personas, que ven en esta estación como una de las peores épocas para su pelo, ya que sufre una caída mayor de lo normal. Pero no se trata de una relación causa-efecto. El ciclo de vida del cabello consta de tres fases, la última de las cuales, la fase telógena o de caída, coincide con los primeros meses del otoño.

Que esta caída sea mayor de lo esperado “se debe habitualmente a la suma de varios factores”, comenta el Dr. Germán Delgado de Svenson. “Entre ellos destacan los cambios hormonales circanuales que sufre nuestro organismo, la disminución de las horas de luz, el incremento de nuestra actividad tras el periodo estival o una tendencia a disminuir nuestro aporte nutricional de frutas y verduras.” Adicionalmente, durante el verano, “el cabello puede haber sufrido la agresión de una excesiva exposición solar, cloro de piscinas, salinidad del agua del mar. Todo ello contribuyendo a la deshidratación del cabello y consecuentemente la pérdida de elasticidad y el incremento de la fragilidad capilar”, asegura el Doctor Delgado de Svenson.

Pero, ¿sabías que una dieta equilibrada también influye en la salud de tu melena? Por este motivo, es importante cuidar la dieta, junto con la ingesta de suplementos nutricionales específicos para la síntesis de las proteínas, que en definitiva darán origen a la queratina, tanto del pelo como de las uñas. En Svenson, nos resumen algunos de estos productos que nos pueden echar una mano en  esta época:
-Los cítricos, propios del otoño, son ricos en vitamina C y “ayudan a asimilar mejor el hierro de los alimentos”, comenta el Dr. Delgado.
-Los platos de cuchara vuelven a los menús en esta época. “Las lentejas o los garbanzos, por ejemplo, nos pueden aportar muchas proteínas”, apunta.
-Otros alimentos propios del otoño son los tomates, espinacas o la coliflor, “muy ricos en vitaminas A y C y minerales”, señala.

Además, Laura Labernia, dietista y nutricionista de Opción Médica, repasa cuáles son las vitaminas y los nutrientes que nunca pueden faltar en una dieta, para disfrutar de un cabello fuerte y sano, y, sobre todo, dónde puedes encontrarlos.
• Vitaminas A, B y C: hígado y vísceras en general, lácteos, arroz, trigo, naranjas, manzanas, zanahoria, kiwi, avena, pomelos, etc.
• Hierro: Es muy importante ya que ayuda a mantener los folículos del pelo sanos. Algunos de los alimentos que contienen hierro son las lentejas, los garbanzos, las espinacas, las ostras y las almejas, el apio, etc.
• Cobre: Nueces, avellanas, cacao, champiñones, soja, legumbres, etc.
• Zinc: El cobre actúa como antioxidante y ayuda a prevenir la caída del cabello. Algunas fuentes de Zinc son los espárragos, la berenjena, los garbanzos, el plátano, los higos o el germen de trigo.
• Biotina: La biotina es primordial para la salud de cabello piel y uñas y se encuentra en derivados de la leche, fresas, levadura de cerveza, hígado, etc.
• Ácido fólico: zumo de naranja, espárragos, brócoli, remolacha, aguacate, etc.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie