Bella y radiante ante el altar

Le ayudamos a preparar un plan de belleza para deslumbrar en un día tan señalado

por hola.com

Si hay un día en la vida de una mujer en que ésta quiera estar guapa, este es, sin duda alguna, el de su boda. Afortunadamente, ya conoce de primera mano la mejor y más completa receta de belleza: ¡estar enamorada! Que la felicidad embellece no es un tópico: está demostrado que la producción de endorfinas y la sensación de plenitud que conlleva el amor mejora la calidad de la piel y da un brillo a los ojos que ningún colirio consigue igualar. Pero eso no quiere decir que la cosmética no tenga algún que otro truquito preparado para resaltar lo que la naturaleza embellece de forma natural…

Novia previsora vale… ¡un montón!
Antes de ponerse nerviosa ante la llegada del gran día, es mejor sentarse un ratito con calma y plantearse un organizado y detallado plan de belleza que no comience justo tres días antes del acontecimiento, sino que permita amplitud de movimientos. Como mínimo, conviene planificar a tres meses vista, especialmente si se quiere hacer algún tratamiento de cuerpo, ya que éstos requieren no menos de esas doce semanas para mostrar los mejores resultados.

El plan debe vertebrarse en torno a cinco ejes: cuerpo, rostro, pelo, manos y, finalmente, peinado y maquillaje para el día de la boda. De cada mujer depende el priorizar cada uno de estos apartados en función de sus objetivos.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie