David Bisbal y Shakira, los más atractivos del año

El cantante es líder de la votación por cuarto año consecutivo, mientras que la colombiana se estrena en el primer puesto

por hola.com

Lo latino está más de moda que nunca y, sobre todo, en lo que a música se refiere, o eso es al menos lo que se desprende de la encuesta realizada entre los internautas de hola.com, en la que preguntábamos por el hombre y la mujer más atractivos del año 2005 y en la que los cantantes David Bisbal y Shakira han resultado ganadores.

El almeriense vive uno de sus momentos más dulces y es que, a los éxitos cosechados en escenarios de medio mundo, se une ahora la estabilidad sentimental que parece haber encontrado junto a Elena Tablada. Ahora, además, nuestros internautas le acaban de elegir el hombre más atractivo de 2005, un triunfo que Bisbal, que ha logrado 14.630 votos, saborea por cuarto año consecutivo.

A gran distancia se sitúa el segundo clasificado, Enrique Iglesias, que ha alcanzado 6.143 votos. Otro latino, también cantante, Ricky Martin, cierra el palmarés de ganadores con 3.882 votos. En cuarta y quinta posición les siguen, a cierta distancia, dos de los actores más ‘sexys’ de Hollywood, George Clooney y Brad Pitt, con 3.452 y 1.591 votos respectivamente.

Shakira irrumpe con fuerza en la lista
En la categoría femenina, la colombiana Shakira se ha ‘colado’ en el primer puesto desbancando a ganadoras habituales de este ránking, como Chenoa, y ha arrasado en la votación con 4.157 votos. La cantante, que inició 2005 arrasando con el tema La tortura, que interpretaba a dúo con Alejandro Sanz, cierra el año con un nuevo éxito.

En segundo puesto, le sigue muy de cerca Angelina Jolie con más de 3.765 votos. La tercera posición la ocupa el único miembro de Casas Reales de la lista, Mary Donalson, que cuenta con 2.776 votos. Catherine Zeta-Jones, Nicole Kidman y Nieves Álvarez son las siguientes clasificadas aunque con resultados bastante igualados y por debajo de los 2.000 votos.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie