Blanca Romero sorprende con un atrevido cambio de 'look'

Tras raparse hace unos meses la cabeza, se ha teñido ahora el pelo imitando la piel de leopardo

por hola.com

La melena negra y ondulada de Blanca Romero, que tanto la caracterizó sobre la pasarela, sucumbió el pasado mes de marzo, cuando ella misma optó por raparse el cabello tras "un impulso". Ahora que, tras haber estado una temporada en Asturias, su tierra natal, disfruta de unos días de vacaciones en Marbella, la joven modelo ha vuelto a dejarse llevar por sus impulsos y acudió a una peluquería para dar un nuevo look, más atrevido y original si cabe, a su cabello y pidió que se lo tiñeran imitando la piel de un leopardo. A tenor de estas imágenes (que publica la revista ¡HOLA! esta semana), los estilistas lo lograron. Blanca Romero, como buena profesional, sabe qué indumentaria requiere cada peinado, por eso, cuando salió del hotel donde se aloja para pasear a su perro por las calles marbellíes, vestía una ropa muy acorde con su nuevo estilo: camiseta de tirantes a rayas rojas y negras, pantalones pitillo negros con una falda gris (con motivos pacifistas) superpuesta.

Verano de soltera
Desde que se separó de Cayetano Rivera Ordóñez en enero de 2004 han sonado algunos nombres como posibles candidatos a ocupar el corazón de la modelo. Uno de ellos, el conocido actor de la serie Aquí no hay quien viva Daniel Guzmán, con el que en una ocasión se la pudo ver en actitud cariñosa. Sin embargo, Blanca Romero, haciendo gala de su carácter "inconformista", como ella misma define, y de su apabullante personalidad, no tiene prisa por encontrar su media naranja y sí por explorar nuevos mundos. Ha logrado grandes éxitos en el ámbito de la moda, ha sido rostro de firmas muy conocidas, ha desfilado por las más prestigiosas pasarelas del mundo y en los últimos tiempos ha querido dar un paso más debutando como cantante con inteligencia y modestia: "No soy una modelo que canta, sino una cantante que está empezando desde abajo".

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie