Descubren una crema con 2.000 años de antigüedad

El ungüento milenario ha aparecido en unos yacimientos romanos al sur de Londres y conserva la marca de los dedos de su dueño

por hola.com

¿Alguna vez se ha planteado si nuestros antepasados usaban cremas? ¿Eran coquetos hace 2.000 años? Estas preguntas tienen hoy más cerca una respuesta, sobre todo tras el hallazgo que un equipo de arqueólogos acaba de realizar en una excavación cerca de Londres: un tarro con una crema con más de dos milenios a sus espaldas.

El ungüento está dentro de una cajita de metal de seis centímetros de diámetro perfectamente conservada, que había sido aparentemente escondida por su propietario en el lugar en el que se encontró. Aunque no se sabe con seguridad de qué se trata, si de una crema facial, de manos o un maquillaje, lo que parece obvio es que se trata de un producto de cuidado personal de algún ciudadano romano de lo más coqueto.

Fue la conservadora del Museo de Londres Liz Barham la encargada de presentar a la prensa la valiosa cajita, que ella misma abrió y que tenía un aroma similar al del queso, como ha reconocido. Ahora les toca el turno a los expertos, que deberán determinar de qué estaba compuesto este cosmético milenario y qué hacía en ese lugar, donde probablemente estaba situado un templo. Tal vez se tratara de alguna ofrenda a las divinidades, aunque por ahora son todo especulaciones que los historiadores expertos en el Imperio Romano y los arqueólogos intentarán averiguar.

Un dato curioso: la cajita aún conserva la marca de los dedos que usaron por última vez la crema, probablemente una mujer de clase alta. Sólo hay que dejar volar la imaginación para transportarse a la civilización romana por unos segundos e imaginársela usando el cosmético más anciano de la historia.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie