Molding Clinic, medicina anti envejecimiento en el corazón de Marbella

Antigua Carretera N-340. Km. 176.
Puerto Banús. 29660. Marbella.
Tf: 902 50 60 60

por hola.com

La propia elección del marco causa sorpresa. Situado en Puerto Banús, el cliente se encuentra con un deslumbrante edificio enmarcado en esbeltas columnas de aire neoclásico que bien podría ser un hotel de lujo o la mansión de algún millonario marbellí. Detrás de esa fachada se ubica Molding Clinic, un centro de tratamientos médicos, quirúrgicos y terapias naturales, especialmente comprometido en la lucha contra el proceso de envejecimiento. Su eslogan deja muy claros sus objetivos: "Una clínica concebida para afrontar con éxito tu decisión de cambiar". Y es que pretende convertirse en un centro distinguido y a la vez pionero en la lucha científica contra los procesos de envejecimiento.

Las especialidades de este centro son las terapias Anti-aging y de ozonoterapia, la cirugía maxilofacial, la estética dental y ortodoncia, la cirugía plástica, reparadora y estética, la medicina interna y preventiva, la oftalmología y cirugía láser y la depilación. Pero el tratamiento estrella es, sin duda, el Molding Mask, una técnica de rejuvenecimiento facial desarrollada por el doctor Ramón Roigé sin cirugía ni inyecciones, que promete resultados sorprendentes en apenas días. ¿Su objetivo? Regenerar totalmente la sustancia fundamental situada en la zona dérmica, aumentando la producción de colágeno, elastina y fibroblastos, con lo que se consigue una piel joven de nuevo. Cualquier persona puede someterse a este tratamiento después de someterla a un chequeo.

Y todo ello en un entorno incomparable. La habitaciones de Molding Clinic nos trasladan a un universo lleno de lujo y comodidad, haciendo que el paciente se sienta como en un hotel, pero con las garantías de un centro sanitario. Así, una vez realizado el tratamiento, los pacientes pueden disfrutar de la televisión vía satélite, del DVD, del hilo musical o consultar su correo electrónico en los ordenadores conectados a Internet. Y, si eligen una suite, aún mejor, pues podrán disfrutar, además, de hidromasaje, jacuzzi y ducha de baño turco.

Y para hacer la estancia más agradable, en el centro han pensado en todos los detalles y la clínica dispone de cocina propia, de manera que los pacientes ingresados pueden degustar los más exquisitos platos de cocina nacional e internacional, además de todas las opciones dietéticas que sean aconsejadas por el personal del centro.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie