Anita Roddick abandona The Body Shop

La fundadora de la firma no ha superado las discrepancias con la actual dirección de la misma

por hola.com

Llevaba más de 20 años llevando las riendas de The Body Shop, la empresa que fundó y que ha visto crecer. Ahora, Anita Roddick ha decidido abandonar la compañía. Las leyes de un mercado que aspira a conseguir más y más beneficios han vencido a esta mujer emprendedora, y es que es difícil mantener una compañía que defiende unos fundamentos éticos y que se basa en la cosmética natural, acorde con unos principios de respeto y la defensa del medio ambiente.

Esta idea romántica e innovadora del negocio funcionó a la perfección durante los primeros años, en los que la compañía obtuvo inmejorables resultados económicos. Pero, poco a poco, la idea ha ido perdiendo fuerza y la competencia en el mercado cosmético se ha hecho mucho más dura.

Esta situación ha ido en paralelo a la pérdida de responsabilidades de Roddick, que en los últimos años ha ido abandonado los puestos ejecutivos y sólo mantenía un 26% de las acciones de la compañía. La defensa de los derechos humanos, la lucha contra el uso experimental de los animales, el apoyo al comercio justo y la protección del planeta, que habían sido el leit motiv de la empresa, no han podido competir en un marco en el que la necesidad de obtener beneficios no casa bien con estos principios.

Ante esta situación, Anita Roddick ha decidido no seguir al mando de la empresa. Y no se va sola: su marido, Gordon Roddick, también ha abandonado la copresidencia de la empresa. No es la primera vez que saltan a la luz los problemas de Anita con la dirección de la firma, y la situación empezó a tensarse ya en 1984, cuando The Body Shop comenzó a cotizar en Bolsa.

La compañía, sin embargo, no está en venta y los nuevos gestores de la firma aseguraron que The Body Shop seguirá siendo una compañía independiente, desmintiéndose así los rumores sobre una posible venta. No parece que, al menos por ahora, alguno de los grandes gigantes del mundo de la cosmética vaya a hacerse con la marca.

Recientemente, la firma se ha embarcado en una campaña en la que colabora con la ONG Greenpeace en favor de las energías renovables, demostrando su grado de compromiso con las causas solidarias. Probablemente éste haya sido el último gran proyecto de Anita en The Body Shop.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie