Iman, de ‘top’ a empresaria

La modelo es directora de su propia marca de cosméticos especialmente dirigida a mujeres de color

por hola.com

Cuando a mediados de los años 70 su cara morena llenó la portada de algunas de las revistas de moda más prestigiosas se rompió el maleficio que, hasta entonces, maldecía a las modelos con la piel negra, para quienes estaban vetadas las grandes apariciones estelares, exclusivamente dedicadas a las modelos y actrices blancas. Han pasado casi tres décadas desde este acontecimiento que cambió su vida y la de otras modelos negras como Naomi Campbell, que supo aprovechar la puerta que abrió Iman. Ahora la ex modelo somalí se ha convertido en una gran empresaria que dirige su propia marca de cosméticos, especialmente dirigida a mujeres de color, con la que cubre todo el espectro de la belleza: maquillaje y tratamientos faciales y corporales.

"Durante mucho tiempo las mujeres de color hemos sido consumidoras invisibles, nadie pensaba que nuestras pieles necesitaban sus propios cosméticos, que tuvieran en cuenta sus características especiales, tanto en color como en textura y forma". Eso fue lo que la animó a lanzar toda una colección de productos que respetaran las pieles negras.

"Además, significamos una parte muy importante de la tarta. Y no solamente he tenido en cuenta tipos de piel como la mía, también he diseñado, junto a grandes químicos y dermatólogos, productos que se funden adecuadamente sobre la piel caucasiana, asiática, india, nativa americana o latina. Cada una de ellas tiene detalles y rasgos que la diferencian del resto y nuestra empresa lo ha tenido en cuenta", explica la mujer de David Bowie, que, respetando todas las etnias, ha diseñado colecciones de maquillaje para esas grandes minorías.

Una empresaria muy activa
Como líder de su marca, Iman ha demostrado ser una excelente mujer de negocios nada ajena al lenguaje vivo del marketing, y ella misma se encarga de formar a las vendedoras de sus líneas. "Mi filosofía quiere romper viejos clichés e inaugurar una nueva era en la que el ideal de belleza femenina tenga en cuenta al ser humano por encima de todo".

Sin duda, su éxito es el resultado del empeño de una mujer con gran iniciativa. A pesar de haber abandonado las pasarelas, su vida está llena de proyectos y, al margen de su negocio cosmético, Iman quiere seguir con su carrera como actriz y espera que, en este siglo XXI, le surjan nuevos y buenos papeles. Y no sólo eso: acaba de presentar su autobiografía I am Iman, ejerce a la perfección su papel de madre y aún le queda tiempo para dedicarse a los demás: "Colaboro con diversas organizaciones humanitarias, me gusta poder hacer algo por personas que han tenido menos suerte que yo en la vida". Una vida muy activa para una mujer que fue pionera entre las modelos, al crear su propia línea de belleza. Sus pasos los han seguido, entre otras, Christy Turlington, con su línea basada en el ayurveda, o Cindy Crawford, que pronto lanzará su propia gama de cosmética.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie