LVMH adquiere la mitad de la firma Acqua di Parma

El grupo de Bernard Arnault se encargará del desarrollo del área cosmética de la marca italiana

por hola.com

El gigante del mundo del lujo sigue creciendo. El grupo LVMH acaba de adquirir el 50% del grupo italiano Acqua di Parma, con lo que amplía así su dominio en el área de la belleza.

El imperio creado por Bernard Arnault, a quien muchos llaman ya el rey del lujo, será, gracias a este acuerdo, el responsable del desarrollo de los perfumes de la compañía desde Milán, donde tiene su sede, y está planteándose la posibilidad de crear nuevas líneas de productos y abrir nuevas tiendas de la firma en algunas de las ciudades más importantes de todo el mundo. El grupo de Bernard Arnault ha insistido en que este contrato no tendrá impacto material en sus ganancias previstas para el año 2002.

La otra mitad restante de la firma italiana seguirá encabezada por Diego della Valle y Luca di Montezemolo, dos de los hombres de negocios más influyentes de su país, muy relacionados con el mundo del estilo y del lujo. De hecho, Della Valle ha tenido mucho que ver en el éxito de la firma de calzado Tod's, mientras que Montezemolo es el presidente de Ferrari. De hecho, LVMH adquirió después de la salida a Bolsa de Tod’s un 3,5% de la compañía.

Acqua di Parma fue creada en los años 30 y poco a poco se ha convertido en una de las firmas decanas en el mundo de las fragancias en Italia. No es la primera vez que se oyen rumores acerca de un posible interés de los grandes monopolios mundiales como LVMH y Gucci hacia la firma.

Los términos económicos del contrato no han sido desvelados, aunque se especula que el grupo ha desembolsado una cantidad cercana a los 2.000 millones de pesetas. La división de Perfumes y Cosmética de Louis Vuitton añade las prestigiosas fragancias Acqua di Parma a su densa lista, que incluye firmas como Christian Dior, Guerlain, Givenchy, Kenzo y la línea Benefit Cosmetics, entre otras.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie