Reed Door Spa de Elizabeth Arden

625 Noth Road, Groton
Connecticut (Estados Unidos).

por hola.com

Hay miles de razones para realizar un viaje a los Estados Unidos, y muchas más para pasar unos días en Connecticut. En este legendario estado se puede visitar su histórico puerto, probar suerte en los casinos de la ciudad, comer una de sus famosas hamburguesas buffalo, mirar las estrellas desde el campus de la Universidad de Yale o ir de rebajas a Clinton Drive, donde se encuentra la fábrica de Polo Ralph Laurent.

Para alojarse, nada mejor que un recién inaugurado hotel, el Mystic Marriot, en cuya construcción se han invertido más de ocho mil millones de pesetas. En él se ha cuidado hasta el más mínimo detalle: decorado como si de un barco se tratase y con un lujoso restaurante, el hotel ofrece comodidad y lujo a sus clientes. Pero tal vez la razón más convincente para alojarse en este hotel es que en él se ha abierto el nuevo salón de belleza de Elizabeth Arden.

El recién inaugurado Red Door Spa atrae tanto a los clientes del hotel como a los habitantes de la ciudad, ya que el nuevo salón de belleza basa sus tratamientos en las recetas de los nativos americanos de la zona.

Uno de estos tratamientos, quizás el más popular, es la Terapia con Piedras del Desierto, practicada hace muchos siglos por los indios nativos. Chris, la masajista que realiza esta terapia y que lleva más de siete años aplicándola, explica que es "como un nuevo lenguaje que aprendes con el cliente". El masaje consta de dos pasos, el primero es con el paciente boca arriba y en esa postura se le colocan piedras de lava calientes en el pecho y en el estómago, mientras que la masajista recorre el cuerpo con piedras calientes de menos tamaño. El segundo paso es cuando el cliente se coloca boca abajo: tres piedras de lava de medio kilo cada una se colocan a lo largo de su espalda, mientras en las palmas de las manos y de los pies recibe un pequeño masaje con piedras pequeñas y calientes.

Otro de los tratamientos estrella del salón de belleza es el Phyto Organic para la cara. En él se utilizan plantas traídas desde el norte de Italia, y es completamente personalizado: se trata a la cliente con espuma de sales marinas, aromaterapia de lavanda, tónico de verduras y una mascarilla de flores. Para finalizar, un pequeño masaje en la cara con unos guantes calientes.

El nuevo centro de belleza de Elizabeth Arden tiene también una tienda en que ofrece su tratamiento para pieles sensibles Villa Florián, la línea de belleza Té verde y los productos 7/52 exclusivos de la casa. El spa no es sólo un gran y sofisticado centro de belleza, también tiene un restaurante donde se puede comer el menú sano, compuesto de barbacoa de verduras, pollo al limón y el postre para la salud, en el que se puede elegir entre plátanos con leche de soja, helado de yogur de vainilla o miel cocida.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie