Eva Herzigova

por hola.com

Con tan sólo 14 años, esta modelo checa se lanzó al mundo de las pasarelas y tal vez entonces ni se la pasaba por la cabeza la posibilidad de que, años después, la conocieran como la Marilyn de los 90. Sin duda su momento de gloria le llegó cuando fue elegida como imagen de un revolucionario sostén, el Wonderbra. Su belleza de aire felino cautivó a multitud de fotógrafos y se convirtió en una de las reinas de la pasarela.

  • Su piel. Se preocupa mucho por el cuidado de su piel, bastante sensible, y, entre otras costumbres, nunca se va a la cama sin desmaquillarse a conciencia. Para ello, sigue el protocolo clásico, que incluye una crema untuosa, un tónico y finalmente una crema hidratante. Sabe que su cutis es bastante seco, por lo que siempre tiende a utilizar productos untuosos y muy hidratantes. No olvida estos cuidados básicos, pero reconoce que cuando se trata de aplicarse mascarillas, le da más pereza.
  • Su dieta. No hay duda de que la suya es una dieta equilibrada, en la que la carne, el pescado y el queso son los grandes protagonistas. Para desayunar, suele elegir el té y una pieza de fruta, y confiesa que no le gustan los dulces, lo cual es un alivio para su figura.
  • Su cabello. Se atreve con los cambios de imagen, y ha cambiado con frecuencia el tono de su cabello, y pasó de su etapa rubia platino a un look mucho más serio, el castaño natural de su pelo, que reconoce que le da menos trabajo.
  • En forma. De constitución atlética, reconoce que no suele hacer demasiado deporte para mantener la espléndida figura que le caracteriza.
  • Su maquillaje. No olvida el eye liner negro, con el que consigue destacar sus ojos azules. Son precisamente los azules sus favoritos para las sombras de ojos. En los labios, por su parte, suele llevar colores intensos, y de hecho, es fiel al clásico rojo,
  • Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie