Elle McPherson

por hola.com

Sin duda, fue uno de los iconos de la moda de los 90. Pronto se ganó a pulso el calificativo de el cuerpo, y es que basta con mirarla para saber por qué la llamaron así. Su constitución atlética la mantuvo en ocasiones alejada de las pasarelas, donde triunfaban Claudia Schiffer o Naomi Campbell. Pero pronto Elle McPherson encontró su hueco como imagen representativa de salud y fitness. Modelo, actriz, madre y mujer de negocios (va a lanzar una línea de lencería muy pronto) se esmera en el cuidado de su figura.

  • Su piel. La modelo dedica muchos cuidados a su piel, y procura mantenerla tersa e hidratada. Una de sus prioridades es ser muy moderada a la hora de tomar el sol.
  • En forma. El ejercicio es otra de sus debilidades y reconoce que le ha gustado mucho hacer deporte desde pequeña. Nada cada mañana y camina a través del agua del mar para así tonificar sus muslos. Hace una tabla de ejercicios diaria y es una de las más reconocidas fans del método Pilates.
  • El sol. Una de sus prioridades es ser muy moderada a la hora de tomar el sol. Sabe que en su país, Australia, el cáncer de piel es una enfermedad común, por lo que es consciente de que debe usar un alto índice de protección solar. Por este motivo le encantan los productos autobronceadores, que le permiten lucir un bonito color sin exponerse al sol.
  • Su dieta. Sigue una dieta estricta. Suele comer una fruta para desayunar, una buena comida y una cena ligera.
  • Su pelo. Le preocupa mucho el cuidado de su cabello, y procura mantenerlo sano e hidratado. Para conseguirlo, algunas veces aprovecha para aplicarse una mascarilla sin aclarado en el cabello y duerme con ella toda la noche. Además, suele usar agua fría cuando da el último aclarado a su cabello tras lavarlo. Cuando necesita estar cómoda, no duda en cogerse una coleta.
  • Su maquillaje. Para maquillarse los labios suele recurrir a colores claros y les da además un toque de brillo, para aumentar así su volumen. Le preocupa mucho conseguir una mirada bella y la consigue aplicando un toque de sombra beige muy claro, casi hueso, bajo el extremo inferior de las cejas: así consigue agrandar su mirada. Apuesta, sin duda, por los los tonos discretos.
  • Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie