Evian

Fuente milagrosa

por hola.com

Pero, ¿qué hay detrás de Evian? Quizá pocos sepan que tras ese nombre se esconde un paraje de una hermosura inimaginable. Eso es tal vez lo primero que sorprende a un viajero que llega allí. Se encuentra, rodeando el fabuloso manantial de Evian-les-Bains, con un conjunto ideal en el que la naturaleza es la auténtica protagonista. Sólo con irse aproximando impresionan los bosques, las interminables montañas, el hermoso lago y un cielo azul que a veces parece no ser el mismo que el de las grandes ciudades que dejamos atrás. En este enclave paradisiaco han construido magníficos edificios para albergar todo tipo de diversiones: teatro, casino, discoteca, etc. Sin olvidar las canchas de tenis, el campo de golf, el parque infantil... en fin todo está ideado para pasar unas jornadas tranquilas pero nada aburridas.

Pero sin duda, una de las joyas es el Hotel Royal. Desde su apertura en 1909 ha sido lugar de descanso de múltiples personalidades, con lo que al cruzar el umbral no puedes evitar sentirte reconfortado. Gracias a este suntuoso palacio conectado con las termas por medio de un funicular, Evian se ha dado a conocer al mundo entero. Su mágico entorno y privilegiado emplazamiento hizo que durante la Primera Guerra Mundial, este lugar de reposo para los burgueses europeos, se transformara en una especie de hospital de campaña de los militares sufriendo, por lógica, grandes desperfectos, que se intensificaron durante la Segunda Gran Guerra.

Pese a los daños, en la segunda mitad del siglo ha recuperado su esplendor, convirtiéndose en este oasis ideado para el bienestar del visitante, que, sin duda, se siente afortunado.

Dentro de las numerosas técnicas que se imparten en este espacio de belleza y salud, se encuentran terapias orientales como el Reiki que Valérie, una esteticista con una formación intensiva sobre estos métodos, realiza con verdadera maestría. Reiki significa en lengua japonesa "la fuerza universal de vida". Durante la sesión, Valérie canaliza la energía mediante presiones digitales en sitios claves de acupuntura de forma que quede equilibrada y así erradicar la ansiedad o las tensiones que crispan los nervios.

Otras especialidades son el yoga y la acupuntura facial, ideada para borrar arrugas y aliviar las tensiones. Para reforzar la creencia de encontrarse en algún lugar de Asia, basta con someterse a una sesión de Wat Pho, las llamadas presiones de la serenidad, que los especialistas del spa han aprendido en el templo homónimo situado en las proximidades de Bangkok. Rodeada de velas perfumadas, tomando una infusión relajante e inundada de un estado de paz absoluta ya es casi imposible acordarse del estrés urbano que tan lejos parece haberse quedado ya.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie