Angelina Jolie

por hola.com

Extrañamente atractiva, con un aspecto algo inquietante que parece esconder muchos secretos, la hija del actor Jon Voight lleva una carrera fulgurante en el mundo del cine. Con sólo 26 años, y apenas cuatro después de que obtuviera su primer papel protagonista en el telefilme Gia, ya cuenta en su haber con un Oscar a la Mejor Actriz de Reparto por su papel de mujer con problemas mentales en Inocencia interrumpida. Ahora, se ha convertido en una de las estrellas más taquilleras de Hollywood gracias a su encarnación de Lara Croft, la heroína de videojuego que ha saltado a la gran pantalla en Tomb Raider, uno de los bombazos de taquilla del verano, que ha traído consigo incluso una moda.

De estilo sumamente personal, Angelina Jolie destaca por su individualidad, así como por su inconformismo y su nueva figura, fruto del entrenamiento físico que requirió su papel de Lara Croft.

  • Su figura. Tras un durísimo periodo de entrenamiento de tres meses, Angelina ha modelado su figura, que es más curvilínea que nunca. "Soy muy alta y larguirucha, por lo que estoy encantada con mis nuevas redondeces".
  • Su maquillaje. En la vida real, no suele llevar maquillaje. Sin embargo, le gusta llevar eye liner muy pronunciado ("le da un aspecto misterioso a mis ojos", explica) y maquillajes pálidos, de aire algo gótico.
  • Nuevo estilo de vida. Angelina ha cambiado radicalmente de vida y confiesa no haberse sentido nunca tan sana como ahora. "Bebía y fumaba demasiado, me excedía con el café y sufría de insomnio. Ahora sigo el régimen que me puso el nutricionista de la película, que pasó por eliminar por completo el alcohol, el tabaco y la cafeína, tomar un montón de vitaminas y comprobar regularmente mis niveles de proteínas".
  • Cirugía. A pesar de los rumores no se ha operado el pecho: siempre ha tenido un busto generoso (copa D), que generalmente suele esconder con trajes amplios y sujetadores reductores.
  • Su cabello. Le gusta llevar el pelo largo, aunque ahora luzca media melena: asegura que es porque le entusiasman los looks con una larga cabellera.
  • Sus tatuajes. Tiene nada menos que diez tatuajes, que le parecen una señal de identidad interesante. El más inquietante es uno con el carácter japonés que significa "muerte" y otro, situado justo bajo el ombligo, que dice quod me nutrit, me destruit, que significa "lo que me alimenta, me destruye". Y en el brazo lleva tatuado el nombre de su marido, Billy Bob (Thornton), director de cine que es su segundo marido.
  • Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie