Dominique Montcourtois y Heidi Morawetz

por hola.com
¿Quiénes son?
  • El ying y el yang, el lado masculino y el femenino, el perfecto equilibrio de dos polos opuestos: éste es el secreto de los creadores del maquillaje de Chanel, el francés Dominique Montcourtois y la austriaca Heidi Morawetz, un dúo tan innovador como imbatible a la hora de imaginar texturas, efectos, colores y novedades en el mundo del maquillaje.
  • En el corazón de París, a dos pasos de la mítica rue Chambón, sede de la casa Chanel, se encuentra el estudio de maquillaje de estos dos creadores, de los que han nacido todos los productos actuales de colorido de Chanel.
  • Dominique Montcourtois entró en Chanel en 1969 tras trabajar como maquillador en el mundo del cine y del teatro, y su meta ha sido siempre crear productos llenos de magia y pasión. Heidi llegó a la mítica casa en 1980, y desde entonces ha combinado precisión y poesía en su forma de trabajar.
  • Responsables de las colecciones de colorido de temporada, son también los "padres" de las Star Products, creaciones de tirada limitada. Desde el laboratorio de Pantin, en las afueras de París, este dúo vigila todo el proceso de creación y selección de los productos de maquillaje de esta mítica firma.

    ¿Qué aconsejan?
  • Una capa de polvos traslúcidos sobre la piel es la fórmula perfecta para conseguir un maquillaje muy ligero y natural.
  • Para un aspecto más sofisticado y un resultado más elaborado, conviene aplicar primero la base de maquillaje sobre todo el rostro e insistir con los polvos sobre las zonas que tienden a mostrar más brillos, como son barbilla, nariz y frente.
  • Al aplicar los polvos es importante usar una borla, especialmente en las zonas delicadas, como la del contorno de los ojos y las comisuras de los labios, imprescindible para un efecto más fino y natural. Después, se retira el exceso con un pincel grande.
  • Para encontrar el tono de base de maquillaje que más se aproxima a la tez, es importante hacer una prueba en la zona de la barbilla y escoger el producto que más se acerca el tono natural de la piel.
  • Las bases fluidas de maquillaje se aplican mediante pequeños toques sobre el rostro para después alisarse con los dedos, difuminando desde la parte inferior de las mejillas y el mentón hacia el cuello y las orejas.
  • Los polvos de terracota se extienden siempre con una brocha grande que permita fundir el color con la piel, evitando los tonos demasiado oscuros, que resultarían demasiado visibles.
  • Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie