St. David's Hotel & Spa

Un rincón para el deleite de los sentidos

por hola.com

Se trata del St. David’s Hotel, inaugurado en el año 1999 y ambientado por Olga Polizzi, hija de Rocco Forte, propietario del establecimiento y reputada interiorista. Y se nota su influencia. Imagínese cruzando el umbral de un soberbio edificio, localizado justo enfrente de la majestuosa Bahía de Cardiff, a la que dan todas las habitaciones y el restaurante principal, ofreciendo unas vistas panorámicas que sobrecogen al caer la tarde. Algo que no se puede imaginar en el trayecto de 20 minutos desde el aeropuerto al hotel, por muy soñador que uno sea.

Al entrar hacia el recibidor del hotel para registrar la llegada, sorprende por majestuoso el atrio en forma de bóveda, de la que despuntan los destellos luminosos de sus innumerables lámparitas. Desde el primer momento, se tiene la impresión de que nada puede salir mal allí: la atención al cliente es exquisita, y rápidamente se harán cargo de alguna posible eventualidad para que todo esté a punto.

La sensación de bienestar se acentúa cuando se descubren las habitaciones. Su decoración está pensada para hacer la estancia confortable y sus muebles italianos son modernos, cómodos y muy agradables a la vista. Pero la auténtica sorpresa está fuera. El sueño del relax se cumple en la amplia terraza que cada cuarto dispone, para pasar al aire libre el tiempo que se desee, admirando la impresionante bahía desde una confortable hamaca. El tiempo parece no correr allí, acompañado de un buen libro o simplemente escuchando el ruido del mar. ¿Acaso no reconforta sólo el hecho de pensarlo?

Diversos restaurantes y bares ofrecen una amplia selección de bebidas y alimentos para no aburrir el paladar más exquisito.

Y qué decir del spa, realmente un lugar único en todo el país. Este espacio de belleza y salud está especializado en técnicas de hidroterapia propias de un balneario, y llevado a la perfección por profesionales con mucha experiencia en estas lides. Para mayor comodidad existen áreas de relajación completamente diferentes para clientas y clientes.

E’Spa, una gama completa de productos de belleza con denominación de origen tanto para el rostro como para el cuerpo (elaborada con ingredientes que proceden de esta rica región marina) es la que se aplica en todos los tratamientos del centro de belleza. Éstos se ejecutan en un ambiente delicado, que calma hasta los nervios más despuntados, en las 13 cabinas individuales. Una gran piscina cubierta y climatizada y una enorme sala equipada con los últimos aparatos de fitness y vascularización se encuentran dentro de este área.

Días de ocio, cultura, salud y belleza que hacen de la primera visita al St. David’s Hotel un recuerdo tan sumamente agradable que convierte el regreso en algo más que una simple promesa.

Y una recomendación añadida: aunque esta joya arquitectónica posee tantas atracciones y facilidades para disfrutar placenteramente de una vida interior sin necesidad de nada más, es conveniente pasear por la ciudad, a la que se puede llegar a pie, para visitar todas sus maravillas. Mención muy especial debe recibir la importante colección de pinturas del artista holandés Vincent Van Gogh, segunda del mundo por la gran cantidad de obras expuestas en el National Museum.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie