La modelo Rhea Durham, nueva imagen de Revlon

por hola.com

Por fin se desveló el misterio. La firma de cosméticos Revlon acaba de elegir a la top model Rhea Durham como nueva imagen de la marca y, como venía anunciando, ha apostado por un rostro muy joven. Esta modelo de 21 años da el relevo a Cindy Crawford, cuya marcha dio mucho de que hablar, pues fue considerada demasiado mayor para seguir siendo el rostro de Revlon, después de 10 años de contrato.

Desde que se conoció la noticia, comenzaron a sonar nombres de posibles sustitutas, entre las que se encontraban las actrices Sandra Bullock, Liv Tyler o Kate Hudson, que aspiraban a firmar el jugoso contrato. Y es que no hay que olvidar que la mismísima Claudia Schiffer fue catapultada al mundo de la fama cuando se dio a conocer como imagen de Revlon, antes de la llegada de Crawford. Pero finalmente la firma ha apostado por Durham, después de haberla seguido en las pasarelas internacionales más prestigiosas del mundo: Nueva York, París y Milán.
La compañía no ha desvelado las condiciones del contrato, pero se estima que Rhea Durham cobrará más de 800 millones de pesetas.

Muy conocida en la vida social norteamericana, mantuvo una relación con el rockero Lenny Kravitz, y actualmente se la relaciona con el actor Stephen Dorff. Su esperado debut llegará pronto: su imagen aparecerá por primera vez la próxima semana, en la nueva campaña mundial de televisión y prensa de Revlon.

Durham no es novata en el mundo de la publicidad, pues ya ha participado en campañas de Tommy Hilfiger, Baby Phat y The Gap. El año pasado su imagen ya dio la vuelta al mundo con una provocativa campaña para Christian Dior, en la que aparecía junto a la top brasileña Gisele Bündchen. No hay duda de que Burham está considerada como una de las maniquís con más proyección internacional. Tanto, que la prestigiosa firma de lencería Victoria’s Secret la ha calificado como "uno de los cuerpos más sexys de la actualidad".

La veterana firma Revlon afronta una nueva etapa y ha convertido el fichaje de su nueva imagen como un reto: su objetivo es volver a conseguir su hueco en el mercado de los cosméticos, después de haber sufrido pérdidas cuantiosas.
Precisamente estos malos resultados motivaron el final del contrato con Cindy Crawford, por considerar que no conseguía una identificación del público más joven con los productos. Era un ‘look’ bello y glamouroso, pero de los 80. La savia nueva ya ha llegado a Revlon.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie