Stéphanie Peirello-Herve

por hola.com
¿Quién es?
  • No sólo de maquillaje vive el estilista: la mejor prueba de ello es Stéphanie Peirello-Herve, la flamante maquilladora internacional y embajadora de la marca Helena Rubinstein, que no sólo domina todos los trucos del color, sino que además es una apasionada de la música y alumna de canto.
  • Primer premio de l’Ecole de Maquillage Christian Chauveau en 1988, Stéphanie ha trabajado en todos los campos relacionados con el maquillaje, sea en platós de cine y televisión, sesiones de fotografía para las revistas de moda más prestigiosas, shows de pintura corporal, animaciones de maquillaje o la que ha sido una de sus experiencias más queridas: la creación de maquillajes para la Ópera de Mónaco.

    ¿Qué aconseja?
  • A Stéphanie le gusta usar la mano como paleta de color: antes de llevar el producto al rostro, lo extiende siempre por el dorso de la mano para que así le sea más fácil modular intensidades: "De esta forma es más sencillo tomar sólo la cantidad necesaria".
  • ¿Quiere usar el lápiz de ojos como una profesional? Imite el gesto de Stéphanie, que aplica una buena cantidad de color en la mano, moja el pincel en este trazo denso y después lo usa para delinear los ojos, tanto por encima como por debajo de los párpados.
  • Ella recomienda centrar la atención en la parte del rostro que más le guste a cada mujer. Si está orgullosa de su boca, puede dejar volar la fantasía en los labios y ser más moderada en los ojos.
  • Extender un suave velo de sombra de un blanco o rosa nacarado en el centro del párpado móvil superior o en el lagrimal anima la mirada y le da un aspecto más joven.
  • No le tenga miedo a la máscara de pestañas de colores vivos, que aportan un toque muy joven y atrevido, además de hacer doblete como sombra de ojos.
  • Libere siempre el exceso de color de la brocha sobre un tisú de papel para no aplicar demasiado producto.
  • Para un efecto de color joven y muy natural, aplique un punto de barra de labios en el centro de la boca y extiéndalo luego hacia los lados con los dedos, sin dibujar demasiado el contorno. Puede usar una barra en un tono más oscuro para conseguir un delineado más natural.
  • Si tiene buena piel, puede sustituir la base de maquillaje por un colorete en color natural, pasando una brocha gorda sobre todo el rostro con un toque muy liviano, casi sin rozar la piel. Con otra brocha media y un tono ligeramente más oscuro, puede remarcar los pómulos y el arco subciliar.
  • En las noches de verano, cuando lleve un vestido escotado y quiera estar especialmente guapa, puede aplicar un poco de sombra beige nacarada en el pabellón auricular, el lóbulo y partes del escote. Otra buena opción son los geles con micropartículas brillantes, que se pueden extender desde el cuello hasta el final del escote, incluidos los brazos.
  • Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie