Los secretos de belleza inconfesables de Isabel Preysler

Nunca se despeina ni se le estropea el maquillaje, ni siquiera al desprenderse de su disfraz tras su sorprendente actuación en Mask Singer

Isabel Preysler cumple 70 años

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Isabel Preysler siempre está perfecta. Nunca se despeina ni se le estropea el maquillaje. Ni siquiera tras quitarse la máscara de ‘Gatita chulapa’, el personaje bajo el que se escondía en el segundo programa de la nueva temporada de  Mask Singer: adivina quién canta. Eternamente admirada por su elegancia y sofisticación, la madre de Tamara Falcó ha vuelto a impactar a todo el mundo. Esta vez con su sorprendente actuación.

Siempre se ha dicho. Si existiera la fórmula magistral del estilo y la belleza, todos pensaríamos que Isabel la habría inventado o que, desde luego, la tendría en su poder. Nunca baja la guardia en su persistente búsqueda de la perfección, que logra a base de mucha fuerza de voluntad, disciplina y constancia.

Isabel Preysler ©Antena3
A la izquierda, Isabel, todavía bajo la máscara de ‘Gatita chulapa’, durante su participación en el programa. A la derecha, tras despojarse de la máscara, se desveló quién había cantando el éxito ‘Waterloo’ de Abba.

Así mantiene su talla 38

Con motivo de su 70 cumpleaños, el pasado febrero, Isabel admitía en las páginas de ¡HOLA! que antes podía comer de todo y lo que quisiera sin engordar. “Ahora, con los años, todo ha cambiado. No puedo comer postre en la comida y en la cena todos los días ni permitirme el lujo de picar entre horas o cenar por segunda vez antes de irme a dormir... Lo que no he dejado es el chocolate negro a lo largo del día”.

Premiere Of The Opera Don Giovanni In Madrid©GettyImages
El secreto de su talla 38: hace gimnasia con un entrenador personal y cada verano pasa una semana en una clínica especializada en ayuno terapéutico.

Además de prescindir del postre, cada verano se reserva una semana en Marbella, en concreto en la clínica Buchinger. Junto a Mario Vargas Llosa siempre acude a este centro especializado en  ayuno terapéutico y medicina integrativa, además de tratamientos corporales y de belleza, para mantener su esbelta silueta. También, dicho por ella misma, hace gimnasia “varias veces a la semana con un entrenador personal”.

Sus cremas

“Siempre viajo con mi almohada, mis cremas y productos faciales”, reconoció también Isabel en cierta ocasión, para la que la rutina diaria es imprescindible: “Intento cuidarme todos los días. Es importante acostumbrarse a una rutina. Aunque tengo que reconocer que soy un poco maniática”. Además de realizarse tratamientos de cabina en centros especializados, en casa Isabel siempre sigue el mismo ritual mañana y noche: “Con la cara muy limpia, aplico el sérum rejuvenecedor y, una vez que la piel lo ha absorbido, aplico la crema hidratante. Es importante no olvidar la zona del cuello y el escote, que necesitan la misma hidratación que la cara. Por último, utilizo el contorno de ojos, a pequeños toquecitos, por el óvalo del ojo”.

Ferrero Rocher 30th Anniversary Party In Madrid©GettyImages
Isabel presta la misma atención al rostro que al cuello y al escote: “Necesitan la misma hidratación que la cara”, afirma.

Sus trucos infalibles

En otra entrevista, la propia Isabel nos desveló que no sale de casa “sin corrector de ojeras. Cuando me maquillo, me gusta resaltar mis ojos. La base de maquillaje debe ser lo más natural posible. No pasan dos meses sin que me corte las puntas. Me hago la manicura semanal, y las uñas siempre las dejo naturales pero con brillo”.

Sus rutinas saludables

Isabel, que confiesa que le encanta la fruta, incluye en su dieta “muchos batidos de frutos rojos”. Además, intenta no comer fritos, beber dos litros de agua, nada de alcohol, porque no le gusta... Tampoco nada de azúcar blanco, ni en las tartas que elaboran en casa: “Lo sustituimos por stevia, agave o sucanat”. “Prefiero pasta y arroces a carne y pescado. Siempre tomo una onza de chocolate negro. Sin excepción”, y después de cada comida, “en vez de tomar infusión, tomo agua caliente con limón, si puedo... y si no, agua caliente sola”.

Pedro Del Hierro - Front Row - Mercedes Benz Fashion Week Madrid Autumn/Winter 2020-21©GettyImages
“Me hago la manicura semanal, y las uñas siempre las dejo naturales pero con brillo”, desvela Isabel, que en su bolso siempre lleva lápiz de labios, corrector de ojeras y chocolate negro

Su receta purificadora

Cada día, Isabel toma un  zumo verde detox, que realiza con los siguientes ingredientes: 4 o 5 flores de brócoli. Medio pimiento verde. Medio pepino. Dos hojas de col rizada. Un puñado grande de espinacas. Una rodaja de calabacín (de 3 dedos de grosor). Dos rodajas de manzana verde y el zumo de 4 limas.

Su pastillero

Su pastillero es su auténtico cofre del tesoro: en el desayuno Isabel toma vitaminas del grupo B, 500 miligramos de C y magnesio. Al mediodía, vitamina E y calcio y una cápsula para fortalecer el pelo y las uñas y otras de colágeno. Y en la cena, calcio, magnesio y colágeno.