Patricia Rato acompaña a su hija Alejandra Ruiz a las últimas pruebas de su vestido de novia

Madre e hija ultiman con ilusión los preparativos de la boda, que tendrá lugar el próximo sábado 8 de mayo, en Sevilla

Alejandra Ruiz y Patricia Rato

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Faltan ya pocos días para que Alejandra Ruiz de Rato y Ernesto Novales se den el “sí, quiero”. Será el próximo sábado 8 de mayo, en una ceremonia celebrada en un santuario próximo a Dehesa Majavieja, la finca que su padre, Juan Antonio Ruiz, Espartaco, tiene en la localidad sevillana de Constantina, y, mientras tanto, ultiman todos los detalles para que sea un día inolvidable.

Patricia Rato y Alejandra Ruiz©LagenciaGrosby
Alejandra Ruiz de Rato fue, la semana pasada, junto a su madre, Patricia Rato, a hacerse las últimas pruebas de su vestido de novia a la boutique de la firma Pronovias del casco antiguo de Sevilla.

La semana pasada, Alejandra era fotografiada con su madre, Patricia Rato, entrando a hacerse las últimas pruebas de su vestido de novia en la boutique de Pronovias del casco antiguo de Sevilla. Ha confiado en Alessandra Rinaudo, directora creativa de la firma, y, según ha podido saber ¡HOLA!, madre e hija están encantadas por el cuidado y el cariño que ha puesto en el diseño.

Patricia Rato y Alejandra Ruiz©LagenciaGrosby
La novia ha confiado para su gran día en la diseñadora Alessandra Rinaudo, directora creativa de la firma española, y, según hemos podido saber, está encantada con el resultado.

También hemos podido conocer que llevará para su gran día algunos complementos de gran valor sentimental que pertenecen a su familia y que habrá muchas sorpresas y detalles muy originales. Patricia y Alejandra están muy ilusionadas con la boda, que será campestre, como le gusta a la novia, y todo lo están organizando con proveedores españoles.