Sara Carbonero e Isabel Jiménez repasan sus diez años de amistad, en su entrevista más divertida

‘Nos encontramos por primera vez en plató y el recibimiento fue poco efusivo —ríe Isabel—, pero enseguida supimos que seríamos más que compañeras’

HO4031 Sara Carbonero Isabel Jiménez

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Era verano de 2011 cuando sus caminos se cruzaron por primera vez en Informativos Telecinco. Desde entonces, Sara Carbonero e Isabel Jiménez se han convertido no solo en compañeras de trabajo, sino también de vida. Juntas han vivido sus momentos más felices, los nacimientos de sus hijos. De hecho, Sara es madrina de Hugo, el mayor de los dos niños que ha tenido su amiga con el ingeniero Álex Cruz. Pero ambas también han mostrado su incon­dicionalidad en sus capítulos más difíciles, como cuando Carbonero se enfrentó al cáncer o se separó de Iker Casillas. Pero la unión siempre hace la fuerza y, sin duda, Sara e Isabel forman un equipo perfecto. Lo hemos vuelto a comprobar en la reciente presentación de su nueva colección de Slowlove, su firma para Cortefiel, donde las dos nos han compartido confidencias sobre su inquebrantable amistad y las anécdotas más divertidas que han vivido juntas.

Portada ¡HOLA! 4031©Hola

—Formáis un gran equipo a todos los niveles. ¿Qué aportáis cada una a vuestro tándem?

SARA.—Sin duda, Isabel es quien lleva la iniciativa la mayor parte del tiempo, a la que se le ocurren las ideas, sobre todo, las relacionadas con la logística y organización. También tiene las cosas muy claras con los diseños. Somos un buen tándem, como dices. Básicamente, yo soy la del “no” (ríe). Soy el contrapunto en la balanza.

ISABEL.—Os diré que Sara es capaz de sacar lo mejor de uno porque siempre tienes que pensar para que no te diga que no (ríe). No, ya en serio, es nuestra manera de entendernos, de ponernos en el lugar de la otra y de admirarnos en muchas cosas. Sara es el ojo que todo lo ve. Luego, tiene mucha sensibilidad e intuición. Eso, a la hora de crear una colección, es importantísimo.

HO4031 Sara Carbonero Isabel Jiménez©Bernardo Doral
Las dos periodistas desvelan a ¡HOLA! sus iconos de estilo. “La princesa Diana me inspira mucho porque tenía un estilo de una mujer muy auténtica”, nos dice Sara. Por su parte, Isabel se decanta por Audrey Hep­burn — “ ‘Desayuno con diamantes’ es una de mis películas preferidas”— y Sarah Jessica Parker — “¡Cómo son los looks de Carrie Bradshaw que se están filtrando de la nueva temporada de su serie! Brutales”—

—¿Cuál fue vuestra primera impresión cuando os conocisteis? ¡Sed sinceras, por favor!

S.—Que responda Isabel, que va contando una leyenda urbana...Solo puedo decir que, desde el primer día que la vi, sabía que sería mi amiga.

I.—(Ríe). No es una leyenda, no nos presentó nadie. Yo me incorporé a Telecinco cuando ella estaba de vacaciones. A su vuelta, nos encontramos, por primera vez, en plató. Digamos que su recibimiento fue poco efusivo (ríe). Sara —y después lo supe— es muy tímida. Pero, es verdad, enseguida supimos que seríamos más que compañeras. Y aquí estamos, diez años después.

“Somos muy bailongas, muchísimo. Y si nos dejan un micro, pues también cantamos”, Sara

—¿Cómo definiríais la personalidad de la otra y qué virtud apreciáis más?

S.—Isabel es optimista por naturaleza, alegre, divertidísima y muy inteligente. La virtud que más aprecio de ella es su transparencia y esa buena energía con la que consigue casi todo lo que se propone. Luego, como amiga, siempre está cuando la necesitas, para reír y para llorar.

I.—Sara es la persona con más sensibilidad que conozco, con una intuición sobrehumana y detallista al máximo. La admiro muchísimo como madre, de siempre. Para mí, es todo un ejemplo. Es muy divertida cuando saca su vena cómica.

HO4031 Sara Carbonero Isabel Jiménez©Bernardo Doral

—¿Qué no soportáis la una de la otra?

S.—Tanto como no soportar… Pero, cuando coge un micro en un karaoke, no lo suelta (ríe).

I.—¿Es posible que todo, se ponga lo que se ponga, todo le quede bien? (Ríe). Nada, esto es como los matrimonios, para lo bueno y para lo malo.

“Isabel es optimista por naturaleza, alegre, divertidísima y muy inteligente. Siempre está cuando la necesitas, para reír y para llorar”, subraya Sara

—Si cada una pudiera cambiarse algo, ya sea físico o de carácter, ¿qué elegiríais?

S.—Ufff, cambiar a estas alturas… ¿Para qué? A veces, me gustaría ser algo menos impulsiva, más paciente.

I.—Con la edad, he aprendido a relativizar, a quitarle importancia a las cosas. Antes me lo tomaba todo a la tremenda. Y soy muy cabezona, aunque el otro día alguien me decía que era más perseverancia y que eso no es tan malo.

Examen a fondo de ellas mismas

—¿Qué creéis que gusta de vuestro físico?

S.—Como de mi propio físico es complicado hablar, te digo del de Isabel: su cara, sus ojos… Y, luego, esas piernas infinitas.

I.—También voy a hablar de Sara. Creo que tiene una mirada única en el mundo, en parte, ¡por esos ojazos!

—¿Y de vuestra personalidad?

S.—Creo que sé escuchar, soy buena cuando alguien me cuenta un problema. También soy un poco intensa, que es una virtud para algunos.

I.—Soy muy transparente, para lo bueno y lo malo. No tengo dobleces y eso, en una amistad, es fundamental. Para mí la amistad es sagrada.

HO4031 Sara Carbonero Isabel Jiménez©Bernardo Doral
HO4031 Sara Carbonero Isabel Jiménez©Bernardo Doral

—¿El mejor regalo que os habéis hecho?

S.—Un sombrero muy especial… Tan especial que se perdió y llegó tarde (ríe). Isa es muy detallista y se curra mucho los regalos. Nuestro regalo pendiente es un viaje que nos hace mucha ilusión.

I.—Un colgante que me regaló en el hospital cuando nació Hugo, que es su ahijado. Tiene un significado muy especial. También un bolso que, para mí, es una joya y que será una de esas piezas «vintage» que estarán siempre conmigo.

“Sara es la persona con más sensibilidad que conozco, con una intuición sobrehumana y detallista al máximo. La admiro muchísimo como madre. Es todo un ejemplo”, afirma Isabel

—¿Habéis compartido vuestro armario? ¿Quién se muestra más reacia a prestar su ropa?

S.—Isabel me ha prestado algún bañador que otro en uno de nuestros últimos viajes (risas). Estando en Menorca, hace ya unos años, me dejó un vestido precioso para salir a cenar y se ha quedado conmigo para siempre. Así que debo ser yo las más reacia a prestar (ríe).

I—(Ríe). Reacia, creo que ninguna. Somos bastante desprendidas las dos con nuestras cosas. De hecho, de ese mismo viaje del que habla Sara, me llevé a casa un sombrero y un bolso. Me los regaló de manera espontánea y los he usado muchísimo este verano.

El ‘visto bueno’ a su estilo

—¿Soléis confesaros cuando veis un look de la otra que no os convence?

S.—Mmm… Creo que soy más sincera o se me nota más. Si alguna vez se lo he dicho, ha sido con cuidado. Recuerdas alguna, ¿Isa?

I.—Pocas veces no convence Sara, eso para empezar. Alguna vez que me ha pedido opinión si dudaba entre varias cosas. Ahí la sinceridad va por delante. Reconozco que hay veces que voy a lo fácil y no me lo he pensado mucho y me lo dice. Pero sin acritud, ¡eh!

HO4031 Sara Carbonero Isabel Jiménez©Bernardo Doral

—¿Qué tendencia que marcó fuerte en el pasado no volveríais a poneros?

S.—Me encanta rescatar tendencias del pasado y me las pongo casi todas. Soy fan de las hombreras, las campanas y, en general, todo lo que tenga un toque vintage. Incluso con los peinados y el maquillaje. Bueno, hay una prenda que se llevaba cuando era adolescente: unas camisas entalladas de raso de colores… Cada vez que veo alguna foto… ¡Socorro! (Ríe).

I.—Yo soy más de básicos… Mira que nací en los ochenta, pero esa década, en cuestión de moda, me cuesta muchísimo.

—¿Qué prenda no llevaríais nunca por muy de moda que esté?

S.—Las mallas de ciclista, que se llevan ahora para salir. Ni he llegado a probarme unas… No.

I.—¿Mallas de ciclista para salir? Ves, yo estoy mucho más perdida en estas cosas (ríe). ¡Yo ni mallas ni los ugly shoes! (Ríe). Ya con ese nombre, van mal (Ríe).

—Ya que estamos en Halloween, ¿cuál ha sido vuestro disfraz más loco?

S.—Hace unos años, con mis compañeras de La Sexta, fui a una fiesta de disfraces, donde el nivel estaba muy alto. No se nos ocurrió otra cosa que ir de calabacitas… Peluca naranja, tutú… Dábamos de todo menos miedo. No ganamos, pero ahora, al ver las fotos, nos reímos muchísimo.

I.—De la protagonista de la película de Sweeney Todd. Pelo de manicomio total, pintado de blanco, cardado y despeinado, maquillaje muy auténtico… Me daba miedo hasta yo.

Sus salidas nocturnas

—La campaña de vuestra nueva colección se llama Dancing In The Street. ¿Soléis bailar cuando salís por la noche? ¿Cuál fue vuestra última fiesta juntas?

S.—Pues el miércoles trece, cuando presentamos la nueva colección, nos juntamos amigos y compañeros de trabajo. ¡Lo pasamos increíble! Lo mejor es que, a las doce de la noche, ya estábamos en casa. Somos muy bailongas, muchísimo. De barra y también de pista, de lo que nos echen (ríe). Y si nos dejan un micro, pues también cantamos.

I.—Somos muy de bailar y de pasarlo bien. Al final, mi trabajo, ya de por sí, es muy serio y hay que compensar. La vida hay que vivirla, que nunca se sabe. Y, como dice Sara, últimamente nos ha dado también por el cante.

HO4031 Sara Carbonero Isabel Jiménez©Bernardo Doral
“Lo que más tengo en el armario son vaqueros, que es lo que más uso. Me gusta guardarlos y volver a ponérmelos mucho tiempo después”, nos cuenta Sara, antes de añadir: “Tengo algunos que me pongo ahora y que me ponía con dieciocho años… Imagínate. En el armario, tengo auténticas reliquias”.

—Por vuestra experiencia, ¿hay más príncipes azules o ranas?

S.—Hay muchas flores, flores, que diría Rosario (ríe).

I.—Si se buscan bien, creo que todavía quedan príncipes azules. Yo tengo uno en casa.

—¿Qué cualidad valoráis más en un hombre?

S.—En un hombre y en una mujer, la honestidad y la lealtad. También la sensibilidad.

I.—La clave de cualquier relación, sea de pareja o de amistad, es la conexión. Y eso, a veces, pasa o no, independientemente de la cualidad que se tenga.

—¿Cuál fue vuestro crush durante la adolescencia?

S.—Bon Jovi, sin duda. Ocupaba el mayor espacio de mis carpetas. Y luego también Dylan, de Sensación de vivir.

I.—Desde los nueve años y hasta casi que me casé, Alejandro Sanz. Lo que es la vida.

—¿El personaje que os ha hecho más ilusión entrevistar?

S.—Dani Martín y Fito Cabrales. Son dos de las personas que han puesto banda sonora a mi vida a lo largo de muchos años.

I.—Yo me pongo más periodista de informativos: la entrevista a Giuliana Sgrena, la periodista italiana secuestrada en Irak. Aquel momento marcó mi carrera y se convirtió, sin yo saberlo, en una exclusiva mundial.

—¿La anécdota más divertida o surrealista que hayáis vivido juntas en un plató?

I.—En un plató… Hace mucho que no compartimos uno, ahí lo dejo. Pero seguro que alguna con David (Cantero), que es muy guasón.

—¿Y vuestro momento “tierra trágame”?

S.—Una vez, en directo, me quedé sin aire y no podía hablar. Algún ataque de risa también.

I.—Uno con David que no lo quiero ni recordar, pero llegué a darle con los papeles en la cabeza del momentazo que me hizo pasar.

HOLA 4031 Sara Carbonero Isabel Jiménez©CordonPress
Sobre estas líneas, Sara con Isabel, en la reciente presentación de la nueva colección de Slowlove.

—¿Soléis googlear vuestro nombre?

S.—Jamás. Hace un montón de años que no lo hago, por mi salud mental. Sé que la gente tiene mucha curiosidad por mi estatura y peso.

I.—Muy al principio, puede que sí. Ahora, fíjate, me pasa una cosa muy curiosa: me da vergüenza leerme en las entrevistas… No sé por qué. Es más, si es un reportaje bonito, tiene que pasar un tiempo para hacerlo.

—¿Cuál es el lugar más remoto o extraño en el que os han reconocido?

S.—En China, un año antes de la victoria de España en el Mundial. Estaba haciendo una excursión a la muralla y me reconocieron unas chicas de allí. Me hizo gracia. En la actualidad, lo que me hace gracia es que me reconozcan niñas muy pequeñitas.

I.—En Tailandia y en la situación más rara que te puedas imaginar. Me estaban dando un masaje de piernas y pasó una pareja por delante. De repente, se pararon, dieron marcha atrás y eran unos españoles: “¿Tú eres Isabel, la del Telediario?”. ¡Qué situación! (Ríe).

“Jamás ‘googleo’ mi nombre, por salud mental. Sé que la gente tiene curiosidad por mi altura y peso”, cuenta Sara

‘En la tele pareces más...’

—¿El cumplido más extraño que os han dicho?

S.—El que más gracia me sigue haciendo es el de “pues en la tele parecías más…”. Y ahí ya entra todo: mayor, gordita, bajita, menos guapa… Resumiendo, hasta que llegan a qué mejoras en persona, dicen lo mal que sales en la tele (ríe).

I.—Que soy más joven o más guapa al natural que en la tele. Siempre pienso: “¡Pues debo salir echa un cuadro!”. (Ríe). Pero lo dicen siempre con cariño y no te lo tomas demasiado mal.

HO4031 Sara Carbonero Isabel Jiménez©Bernardo Doral

—Sara, naciste en Madrid, pero te criaste en Corral de Almaguer (Toledo). Isabel, eres de Almería. ¿Qué echáis de menos de la tierra?

S.—La familia y amigos. También las tortas y los rosquillos del Horno de Paco, los paseos hasta la ermita, las cañas con mis amigos en el bar de la plaza, las siestas en casa de mi abuela…. Cuando voy, lo primero que hago es ir a visitarla.

I.—Por supuesto, a mis amigas de toda la vida y a mi familia. Y el mar, que es el lugar que lo cura todo y te recarga de energía positiva.

—Nadie cocina como una madre. ¿Soléis volver con tuppers a Madrid?

S.—Mi madre cocina increíblemente bien. Alguna vez me ha solucionado la comida de toda la semana, pero cuando no tenía niños. A veces, viene a casa a cocinar. Le sale genial la tortilla de patatas sin cebolla —remarca el “sín”—, como Dabiz Diverxo, y el cocido madrileño. Ojalá cocinara yo la mitad de bien que ella.

I.—Me encanta cocinar y todo me lo ha enseñado mi madre. Siempre se enfada porque me dice que ya me puede sorprender con poco. Su empanada es mítica hasta entre mis amigos gallegos, y eso que mi madre es de Granada.

—Por último, Slowlove ha sido un éxito. ¿Tenéis pensado montar otro negocio juntas?

I.—Quién sabe, pero casi te diría que no. Ha salido tan bien que mejor dejarlo así. El resto de los capítulos de nuestra vida que sean en el terreno personal.

Diez preguntas rápidas

Diez preguntas rápidas

HO4031 Sara Carbonero Isabel Jiménez©Bernardo Doral
¿Cuál es la canción que más escucháis últimamente?

Sara: ‘Levante’, de Fernando Macías. La descubrí hace poco.

Isabel: ‘Avioncito de papel’, de Dani Martín y Camilo.

¿Qué libro estáis leyendo ahora?

S: ‘Nada’, de Carmen Laforet.

I: Estoy con varios a la vez. ‘El último de poesía’, de Sara Búho, que me parece una maravilla, y ‘Aquí y ahora’, de Paul Auster y JM Coetzee

¿La última película que habéis visto?

S: ‘Fuimos canciones’, de María Valverde y Álex González.

I: Presenté la ‘première’ de la última película de 007 y ha sido mi reencuentro con el cine después de mucho tiempo.

¿La última serie a la que os habéis enganchado?

S: ‘La asistenta’ y un poco ‘El juego del calamar’.

I: ‘Nine perfect strangers’, de Nicole Kidman.

¿Vuestro plato favorito?

S: ‘Penne all‘arrabbiata’.

I: Hasta en esto coincidimos. Una buena pasta casera.

¿El viaje que más te ha gustado?

S: Trancoso, en Brasil.

I: Pensé que Tailandia no me iba a gustar, por ser demasiado turística, pero me enamoró. La zona de Phi Phi Island es para conectar con la Tierra.

¿El personaje histórico que más os fascina?

S: Elvis Presley.

I: Federico García Lorca.

¿Vuestro héroe o heroína favoritos?

S: La heroína Fénix, destructora y dadora de vida.

I: Admiro mucho a los héroes que tenemos cerca. Gente capaz de cambiar la vida de otra persona de manera totalmente altruista.

¿Vuestro color favorito?

S: Gris.

I: Azul.

¿Número de tatuajes?

S: Cinco

I: Uno.