Mundo singular

¡Qué a gustito se está aquí!

by hola.com

Los suricatas siempre están juntos. Estos pequeños mamíferos, cuya vida está muy ligada al ciclo solar, viven bajo tierra en el desierto de Kalaharii, en África, y permanecen en sus madrigueras en las horas del día para evitar el calor agobiante, mientras que los días de frío salen para calentarse con los rayos solares. En la imagen, podemos ver a un grupo de suricatas acurrucados bajo una lámpara de calor en el West Midlandas Safari Park (Reino Unido). Este tipo de soluciones sencillas son habituales en algunos zoológicos durante el invierno. El simple calor de una lámpara, y su pelaje especial para retener el calor, permite a estos animales superar los días más fríos.

* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
Foto: Barbara Arthur 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie