Jessica Bueno y Kiko Rivera evitan encontrarse

por hola.com

VER GALERÍA

Jessica Bueno ha demostrado en más de una ocasión que está dispuesta a dejarlo todo por amor. Cuando su chico se marchó al Éibar, su vida dio un giro completo y se instaló en la localidad de Guipúzcoa para estar con él, sin embargo, ahora que parecía que todo estaba asentado, el fichaje de Jota Peleteiro por el Brentford FC ha provocado que la modelo esté pensando seguir sus pasos y marcharse a Londres. Jessica se llevaría con ella a su pequeño Francisco, una idea que no ha gustado en absoluto al padre de su hijo, Kiko Rivera, con el la relación está más tensa que nunca.

A principios de esta semana, el DJ fue a recoger al pequeño a casa de la modelo para que pasar unos días con él, pero Kiko decidió quedarse esperando en el coche junto a su novia, Irene Rosales, mientras su niñera iba a buscarle. "Comenzamos el día junto a lo más bonito que tengo. Ya os podéis imaginar quién es. ¡Él es la razón para seguir adelante! Te amo hijo", escribió en su perfil personal de las redes sociales demostrando lo feliz que estaba de poder estar con su pequeño.

La escena volvió a repetirse a finales de esta semana, cuando quedaron para que la modelo recogiera a su hijo en un punto intermedio, en esta ocasión el aeropuerto de Sevilla. Tampoco querían verse y, por ello, antes de ir a por él Jessica fue a buscar a un familiar para que la acompañara y saliera a buscar a Francisco, evitando así encontrarse con el DJ. Su sorpresa fue que Kiko tampoco se presentó y volvió a confiar en su niñera, que acudió con su pareja. A ella poco le importó, ya que en lo único que podía pensar era en que ya tenía a su hijo en sus brazos.   

VER GALERÍA

¿Conseguirán llegar a un acuerdo?
Todo comenzó la semana pasada, cuando Jessica y el pequeño Francisco estuvieron en Londres con Jota, pero tuvieron que volver para cumplir con el régimen de visitas y permitir que Kiko estuviera con su hijo los días que le corresponden. “Como todo ha sido muy rápido, aún no he decidido nada. Tengo que solucionar muchos asuntos antes. Pero, aunque no vaya a vivir allí, sí le estaré visitando”, nos confesó Jessica en una reciente entrevista con ¡HOLA!. Si finalmente la modelo decide seguir a su corazón y marcharse junto a su chico, tendrá que ser un juez el que decida si puede llevarse con ella al niño o no. ¿Qué decisión tomará la modelo? ¿Conseguirán solucionarlo todo y ponerse de acuerdo? 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie