¿Qué precio tiene Neverland, el reino de Michael Jackson?

Los herederos del rey del pop piden 22´4 millones de euros por el mítico rancho en el que el artista vivió durante 17 años

por hola.com

VER GALERÍA

“Se debe girar en la segunda estrella a la derecha y volar hasta el amanecer”. Estas eran las coordenadas que el escritor de la novela fantástica J.M. Barrie, dio para que los niños perdidos -liderados por el héroe infantil Peter Pan- encontraran Neverland o El País de Nunca Jamás, un lugar donde nadie se hacía adulto y todo era diversión. Esta isla de fábula tiene su réplica en la tierra y se puede comprar si se dispone de en 22.4 millones de euros. La cantidad que pide la familia de Michael Jackson para vender el mítico rancho donde vivió el rey del pop durante 17 años.  

Michael Jackson intento construir este enclave de fantasía en el rancho Sicomoro -llamado así por sus antiguos dueños por la cantidad de árboles sicamoros que había en la zona- 8 kilómetros al norte de Los olivos, en California. El Rey del Pop se instaló allí en 1988 y esta fue su residencia, y parque de atracciones privado, hasta que el cantante lo abandonó en el año 2005, después de que la policía entrara en su propiedad en el curso de la investigación iniciada dos años antes contra Jackson por supuesto abuso sexual de menores.

Ahora su familia se declara “entristecida ante la venta” de la propiedad emblemática de Jackson, que falleció en el año 2009 a los 50 años de edad. “Nos sentimos frustrados y decepcionados amargamente porque el asunto haya llegado a ese punto", añaden en un comunicado, en el que también afirman que “Michael perdió el control de Neverland como resultado del asesoramiento de un ex gerente”.

 

VER GALERÍA



Cuando el artista abandonó el rancho en el 2005, jurando no volver allí, el lugar de fantasía se desmoronó como un castillo de naipes y las deudas no hicieron más que empezar. El casi centenar de empleados que se hacía cargo de la propiedad de 1.100 hectáreas se quedó sin recibir los sueldos durante semanas, Jackson no se ocupó del mantenimiento y el parque de atracciones fue desmantelado. Las atracciones y los animales se vendieron a varias entidades y los muebles estilo Tudor, las alfombras persas y las valiosas maderas francesas del siglo XVIII fueron a un almacén de depósitos.

Dos años después, la firma de inversiones Colony Capital, del multimillonario Tom Barrack, se asoció con Jackson y se hizo cargo de la deuda de 17,1 millones de euros con el fondo de inversiones privado Fortress. El acuerdo, que entró en vigor a comienzos de 2008, estipulaba que Colony administraría Neverland como una especie de empresa conjunta con Jackson y, por cada dólar invertido en la propiedad, aumentaría la participación de Colony en el negocio.


VER GALERÍA

Tras la muerte del rey del pop sus admiradores tenían la esperanza de que la propiedad se convirtiera en un museo en su memoria, pero esta idea se frustró debido a que las leyes del condado de Santa Bárbara impiden este uso. Aun así, a día de hoy cientos de fans y de turistas se agolpan en la vaya polvorienta para dejar flores y mensajes para Jackson. Detrás de los muros de la propiedad quedan los restos de lo que un día fue un lugar de fábula: alguna estatua infantil, las huellas de un lago artificial, los raíles por los que circulaba el tren que recorría toda la propiedad y cientos de árboles en secos… en definitiva, un paraíso marchito que reclama un dueño. Algunos medios estadounidenses rumorean sobre el interés que los Beckham, Beyonce, Jay Z y Lady Gaga han mostrado por la propiedad en el pasado, asunto sobre el que ellos no se han pronunciado y que el tiempo dirá si es verdad o sólo una leyenda más que gira en torno a este enclave de fantasía, que incluye pasadizos secretos.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie