Mundo singular

Un camuflaje perfecto

by hola.com

Es uno de los más logrados y sorprendentes ejemplos de mimetismo en el reino animal. En este arte, el ranisapo o pez sapo es el rey. Su cuerpo imita, con asombrosa perfección, el color y hasta la textura de las colonias coral, como vemos en las imágenes, donde llega a ser prácticamente invisible, no dejándose ver y sentir. Con ello consigue asegurar su supervivencia, pasando desapercibido frente a los depredadores o bien engañando a sus presas, lo que facilita su captura. Está visto que, para esta criatura, la mejor forma de comer y, a la vez, no ser comido es evitar ser visto.

* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
Foto: Divindk 
Foto: Divindk 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie